Las mujeres afganas observan el Día de la Educación separadas de las aulas

Mujeres afganas trabajan en una sastrería en Kandahar, Afganistán, el 21 de mayo de 2022. EFE/EPA/STRINGER
Compartir:

Kabul, 24 ene – Activistas recordaron hoy, con motivo del Día Internacional de la Educación, aquellos años en los que la educación era un derecho incuestionable para los millones de afganas que desde la llegada al poder de los talibanes no han podido regresar a las aulas.

“Es un día importante, pero en Afganistán se ignora a la mitad de la población de la participación social”, incluyendo a millones de niñas que están privadas del acceso a la educación, lo que supone “un gran revés para el país y el sistema educativo”, indicó a EFE la activista social afgana Sodaba Nazhand.

Para la activista, que impartió clases de educación gratuitas para niños de la calle en Kabul, los años que las afganas pasen sin poder asistir a las aulas, “serán imposibles de recuperar” y el país “se enfrentará a más hambre, pobreza y oscuridad (…), ya que la base de la superación y el desarrollo es la educación”.

“Sin educación, nuestro país siempre será dependiente y la gente (ajena al país) podrá utilizar la minería y los recursos de Afganistán para su bienestar”, remarcó.

Por su parte, la activista pro derechos Maryam señaló a EFE que la visión de los fundamentalistas “está borrando a las mujeres sistemáticamente de la sociedad y la educación es una prueba de ello”.

A pesar de las protestas que ha vivido el país en el último año y medio para reivindicar la vuelta las aulas de educación secundaria y universitaria, Maryam considera que los talibanes nunca revertirán su decisión de apartarlas de la sociedad.

“Hasta ahora, somos testigos de que los talibanes nunca han creído en los derechos de las mujeres, por lo que estamos pidiendo un gobierno no talibán”, lamentó.

Para conmemorar este día, un grupo de afganas realizó una protesta a puerta cerrada y con el rostro tapado para alzar la voz por sus derechos.

“Las mujeres y niñas en Afganistán celebran este día en un momento en el que están privadas de su educación”, dice una de las mujeres de esta protesta, según un fragmento de vídeo compartido en redes sociales, en el que exige poner fin al legado de los talibanes en Afganistán.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Afganistán (OCHA) recordó en Twitter que, a día de hoy, “1,1 millones de niñas afganas tienen prohibido asistir a la escuela secundaria y a más de 100.000 personas se les prohíbe la entrada a las universidades”.

“Nos solidarizamos con la futura generación de niñas y mujeres afganas que merecen, y tienen derecho, a un futuro mucho más brillante”, apuntó la organización.

En este sentido, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgió en este día, dedicado a las mujeres afganas, que el gobierno de los talibanes “revoque la escandalosa y contraproducente prohibición del acceso a la educación secundaria y superior para niñas y mujeres en Afganistán”.

Desde la llegada al poder de los talibanes hace un año y medio, las afganas han sufrido un deterioro en materia de derechos humanos que cada vez recuerda más a la época del primer régimen talibán, cuando las mujeres quedaron relegadas a las tareas domésticas, sin posibilidad de salir de casa.

Entre la plétora de restricciones impuestas, se encuentran la suspensión a la educación secundaria y universitaria, la obligatoriedad de llevar el rostro cubierto, la segregación por sexos y precisar del acompañamiento de un miembro masculino de su familia para viajar.(EFE).

Compartir:
Total
1
Shares