Las rutas del narcotráfico en el Suroeste de Antioquia

Imagen tomada en Facebook de Mi Suroeste.
Compartir:

Segunda entrega del informe ‘Suroeste de Antioquia, la nueva tierra paramilitar’

El pasado 5 agosto, Análisis Urbano realizó una entrega periodística sobre el montaje estratégico y militar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo, La Oficina y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que se despliega respectivamente desde el Chocó y el Valle de Aburrá hacia los municipios del Suroeste y Occidente de Antioquia, para dominar las zonas donde antes estaba instalado el Frente 34 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

En contexto Suroeste de Antioquia: la nueva tierra paramilitar

15 días después de esta denuncia la situación continúa completamente igual, lo que nos da a entender posibles alianzas entre el poder del Estado y los grupos armados ilegales que siguen reclutando, sembrando minas antipersonales, desapareciendo personas, desplazando a las comunidades, despojando, masacrando, violentando sexualmente a niños y niñas, amenazando, asesinando, extorsionando y silenciando a la población de diferentes maneras para someterlas a todo su control.

Fosa encontrada en el Suroeste, Antioquia, en ella fue encontrado un joven asesinado.

Los corredores del crimen

Primero, hay que establecer que todo inicia con el reclutamiento de niños y jóvenes, los cuales son convertidos en “puntos” de inteligencia o cumplen con funciones logísticas diversas. Esa dinámica permite que los grupos armados tengan más libertad para desplazarse.

Por eso, algunos de esos corredores estratégicos son: desde San Antonio de Prado, hacia Armenia, Mantequilla, Betulia, o por el corregimiento de Cangrejo hacia el Valle de Aburrá, pero también desde Bolombolo a Caldas, en donde el corregimiento de Altamira cobra una gran importancia para la instalación de acopios o campamentos de ejércitos paramilitares.

Otros corredores, son los que están en el Valle de Aburrá y se conectan con municipios del Suroeste antioqueño. De hecho, uno de los más importantes, es la carretera que va desde San Antonio de Prado hacia Heliconia, Ebéjico y Armenia Mantequilla, para posteriormente trasladarse hasta el departamento del Chocó, el mar Pacífico y Centroamérica. Según fuentes consultadas por nuestro portal de noticias, grupos transnacionales juegan un papel clave en la importación de armas ilegales destinadas principalmente para los grupos armados del Chocó, Urabá, Suroeste, Occidente y el Valle de Aburrá, en Antioquia.

Leer Génesis de la venta de armas legales a los ilegales

Cabe también establecer, que comunas como Belén,  San Javier,  los corregimientos de Altavista, San Cristóbal y todo el occidente del Valle de Aburrá facilitan una conexión hacia el Occidente, Suroeste y el Urabá antioqueño. Por esa razón, es tan importante para los grupos armados controlar estas zonas, puesto que mantienen un plan claro de monopolio en la producción, comercialización, abastecimiento local y exportación de clorhidrato de cocaína.

San Antonio de Prado, San Javier, Belén, Altavista y toda parte occidental del Valle de Aburrá continúan siendo ese importante corredor de movilidad para el mercado de sustancias ilícitas y el comercio de armas, ampliando las dinámicas de los actores hacia territorios vecinos con imposición armada.

La toma de AGC sobre la vereda Tascón

Otro sitio estratégico es la vereda Tascón del municipio de Dabeiba. Este lugar ha sido durante décadas un corredor de muy alto valor para los diferentes grupos armados ilegales. Luego de la firma del acuerdo de paz desaparecen del escenario los frentes 5º, 18º, 34º, 36º, 57º y 58º de las Farc y estos lugares cobran importancia para la expansión territorial de las AGC o Clan del Golfo..

Según la Defensoría del Pueblo, en la Alerta Temprana 017/18 el 24 de enero del 2016 en la vereda Tascón, municipio de Dabeiba, ocurrió una incursión de hombres armados que usaban prendas de la Fuerza Pública. Este grupo armado se identifica como AGC y según indican, llegan a la zona para informar a los campesinos sobre los nuevos dueños del territorio y los beneficios que recibirán quienes regresen a la siembra de la hoja de coca.

Estrategias hacia el Occidente y el Suroeste de Antioquia

El aumento de los hechos de violencia en varios municipios del Suroeste y el Occidente puede explicarse de varias maneras, pero realmente toda la escena del peligro se proyecta desde Ciudad Bolívar, Salgar, Betania, Hispania y Jardín, porque aquí se alojan grupos paramafiosos en constante tensión (AGC y La Oficina) para obtener el control de todo lo relacionado con rentas legales e ilegales.

Esos municipios tienen varias condiciones especiales en geomorfología que brindan una ubicación para rutas del tráfico y comercialización de narcóticos hacia el Chocó y el Pacífico con un especial uso de los ejes viales de conexión interdepartamental Quibdó – Medellín y Tadó – Risaralda.




<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:”Cambria Math”; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536869121 1107305727 33554432 0 415 0;} @font-face {font-family:Verdana; panose-1:2 11 6 4 3 5 4 4 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610610945 1073750107 16 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Arial”,sans-serif; mso-fareast-font-family:Arial; mso-ansi-language:#000A;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-family:”Arial”,sans-serif; mso-ascii-font-family:Arial; mso-fareast-font-family:Arial; mso-hansi-font-family:Arial; mso-bidi-font-family:Arial; mso-ansi-language:#000A;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>
Mapa de rutas y corredores de movilidad utilizados por guerrillas y estructuras paramilitares. Defensoría del Pueblo.

También es importante mencionar el corredor hacia Urrao por el Río Penderisco, el Río Murrí hasta llegar a las veredas del municipio de Vigía del Fuerte. Igualmente la ruta desde Mandé (Urrao) hasta llegar a Puntas de Ocaido y Murindó, el posterior al Chocó.

Es ahí donde la presencia del ELN y los planes de las AGC se enfrentan. Estos dos grupos tienen dentro de sus estrategias algo muy simple y es copar todos los territorios en donde alguna vez hubo presencia del Frente 34 de las Farc, por eso, hay otra bomba de tiempo y un preámbulo de intensa actividad armada en zonas del Suroeste lejano, Ciudad Bolívar, Concordia, Betulia, Salgar, Anzá, corregimiento de Altamira, Betulia. Este último como epicentro de las AGC y su preparación para la nueva guerra.

Los corredores del ELN

El tránsito de tropas y provisiones del ELN pasa por los bordes de Salgar, Ciudad Bolívar y Betania hacia casi toda la subregión del Occidente de Antioquia. Esta hipótesis cobra fuerza por la incautación de un armamento perteneciente al ELN, según la Defensoría del Pueblo, en la vereda Gulunga y Samaria del municipio de Salgar en el 2017, en un plan de avance hacia Urrao, Frontino y Dabeiba.

Además de eso, a principios del 2019, comunidades denunciaron el paso de un gran número de hombres armados del ELN por la zona de la Reserva Forestal los Farallones en los municipios de Ciudad Bolívar y Betania hacia el Chocó.

Por otra parte, el 20 de febrero de 2020 varias casas y la escuela del corregimiento La Cámara, de Salgar aparecieron pintadas con mensajes alusivos al ELN.

Proyectos viales y el consumo de drogas

Los municipios del Suroeste y Occidente de Antioquia tienen una influencia muy clara de ese eje central, los cuales sirven de corredores, articuladores o conectores de las carreteras por donde el flujo económico es importante para el país, pero también la construcción de los proyectos viales Pacífico 1, 2 y 3 la convierten en una zona de alto interés monetario que los grupos armados aprovechan para la producción, tránsito y comercialización de diferentes productos ilegales. Quien controla las rutas de comunicación tiene el poder suficiente para mover cualquier cosa.




<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:”Cambria Math”; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536869121 1107305727 33554432 0 415 0;} @font-face {font-family:Verdana; panose-1:2 11 6 4 3 5 4 4 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610610945 1073750107 16 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Arial”,sans-serif; mso-fareast-font-family:Arial; mso-ansi-language:#000A;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-family:”Arial”,sans-serif; mso-ascii-font-family:Arial; mso-fareast-font-family:Arial; mso-hansi-font-family:Arial; mso-bidi-font-family:Arial; mso-ansi-language:#000A;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>
Defensoría del Pueblo

El paso desde y hacia el Chocó por el municipio de Ciudad Bolívar ofrece una perspectiva de comercio y dejan una luz de entendiendo sobre la importancia de esta ruta.

En los municipios del Suroeste, a excepción Urrao, no hay presencia de cultivos de uso ilícito, pero hay suficientes evidencias para el Observatorio de Drogas de Colombia (ODC) y la Alerta 044/20 sobre el aumento en el consumo interno de sustancias psicoactivas: marihuana, creepy, bazuco, heroína, cocaína, tusi, éxtasis, anfetaminas, metanfetaminas, popper y LSD. De hecho, en los últimos años ha empezado una disputa entre las bandas dedicadas al microtráfico que no hacían parte de ninguna estructura grande con aquellas adheridas al Clan del Golfo.

Los precios de la cocaína y el plan cosecha

Los diferentes grupos paramafiosos por un kilogramo (Kg) de pasta básica de base de coca para el consumo interno en Antioquia, pueden pagarles a los pequeños productores colombianos entre $2.800.000 y $3.200.000. Luego de otro proceso químico se tiene la base de coca que duplica el precio inicial. Ya después, hay otro proceso para convertirlo en Clorhidrato de Cocaína, que se entrega a las plazas de vicio en $ 80.000.000, sin embargo, ese mismo kg modificado y vendido en las plazas locales de estos municipios pueden dejar ingresos superiores a $ 120.000.000 y $ 200.000.000, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Es tanta la demanda de los narcóticos que la prioridad ahora es abastecer el mercado de estos municipios del Suroeste Antioqueño.

Se ha logrado constatar las rutas que pasan hacia Bolombolo, La Pintada, Santa Fé de Antioquia y el Carmen de Atrato, desde la ciudad de Medellín y el sur del país. Una modalidad mencionada en documentos de las autoridades como la Defensoría del Pueblo, es la utilización de varias zonas veredales de los municipios de Hispania y Salgar como centros de acopio de las drogas.

Tanto así, que la facilidad del transporte y distribución deja muchas dudas sobre el combate de la criminalidad de las autoridades locales.

El mayor incremento de consumo se da, en épocas de cosecha de café, ya que esta Subregión recibe más de 80.000 personas recolectoras en época cafetera. Todos buscando oportunidades laborales.

El Plan Cosecha se menciona claramente en la Alerta Temprana 044/20. Es la estrategia de las AGC y La Oficina para abastecer la demanda de coca y sustancias psicoactivas para la región cafetera. Según cifras manejadas por la Defensoría del Pueblo, el 90% de la población recolectora foránea es adicta a algún tipo de droga, por lo que la demanda es muy alta.

De hecho, muchos propietarios de fincas son obligados a instalar “jíbaros” dentro de sus haciendas para que comercialicen provisionalmente drogas ilícitas. Predomina el consumo de bazuco, el cual va en aumento y la preocupación de las autoridades es la promoción y el crecimiento del consumo en las comunidades campesinas.

Suroeste y Occidente también ofrecen lugares agradables que atraen para hacer diferentes planes turísticos. Esto es aprovechado por los grupos paramafiosos para ampliar el portafolio a actividades de la comercialización de estupefacientes, la trata de personas y la explotación de niños, niñas.

No menos importancia tiene Betania, Hispania y Salgar como corredores estratégicos que comunican la mayoría de los municipios del Suroeste, a través de numerosos caminos comunitarios y vías terciarias convirtiéndolos en un espacio idóneo para el ingreso y acopio de narcóticos procedentes del Valle de Aburrá y el sur del país, así como para la distribución de estupefacientes a nivel interno.

Finalmente, desde hace varios años, Análisis Urbano ha denunciado la financiación de carteles transnacionales de la droga, principalmente “Jalisco Nueva Generación”, interesados en el comercio de la cocaína. Hoy el combustible del poder trasnacional sigue alimentando los bolsillos de sectores poderosos que pasan desapercibidos por la justicia colombiana.

Puede leer ¿Que en Colombia hay carteles mexicanos?: lo advertimos antes que la Fiscalía y la Cancillería

Mientras tanto, el poder de La Oficina y las AGC se consolida. En el barrio Nariño o Chispero del municipio de Betulia, la plaza de vicio sigue funcionando con toda tranquilidad. En Calle Arriba o María Auxiliadora las autoridades no se incomodan con el narcotráfico local.

Personajes como Alias “Charro”, Jaime Rivera Gómez, también llamado alias “Cabuyo”, “Rambo” o “Indio”; Héctor Javier Lugo Martínez, alias “Piloto”; Carlos Mario Saldarriaga, alias “Lagartija”; y Gerson Andrés Moreno Ospina, alias “Tolima” y otros capos de alto vuelo son cobijados por la figura del vencimiento de términos y seguirán viviendo con toda la tranquilidad, son los intocables de la justicia.

Grupos paramafiosos de las AGC, la Oficina del Valle de Aburrá, La Cabaña, Los Jhonnys, La Terraza, San Pablo, Los Zarcos, Los Triana, Los Pelipintados, El Salto y Sangre Negra, se siguen consolidando sin ningún problema en la sociedad ya que estamos frente a un Estado débil para derrotarlos.

Compartir:
Total
1
Shares