Lo condenaron por extorsión y lo sorprendieron cobrando “vacuna” desde la prisión

137
Compartir Noticia

La Fiscalía General de la Nación imputó cargos a Arley de Jesús Graciano Caro, alias el Bizco, como presunto responsable de realizar cobros extorsivos desde un centro carcelario.

En octubre de 2016 un comerciante del municipio de Barbosa (Antioquia) recibió la llamada de un hombre que se identificó como el comandante Ferney, integrante de una organización criminal del mencionado municipio del norte del Valle de Aburrá, y le dijo que si no quería que atentaran contra su vida, la de su familia y sus negocios tenía que ir a una reunión al vecino municipio del Hatillo.

Como la víctima no acudió a la cita le hicieron varias llamadas en las que le exigieron consignar la suma de $3.000.000, y si no pagaba el dinero sería declarada objetivo militar.

Ante las amenazas, en octubre de 2016 el comerciante hizo una primera consignación de $1.500.000, pero el victimario le exigió entregar la suma solicitada en su totalidad. Las llamadas y amenazas de muerte continuaron y un mes después entregó $1.000.000 más, y en diciembre de ese mismo año pagó otros $150.000, para un total de $2.650.000.

De acuerdo con los análisis y demás trabajo investigativo adelantado por el CTI de la Fiscalía, adscrito al Gaula Militar, se logró establecer que las llamadas que recibía la víctima eran realizadas desde la cárcel Nacional Bellavista de Medellín, y se presume que el emisor era Graciano Cano.

El procesado no aceptó los cargos imputados por un fiscal destacado ante el Gaula militar por el delito de extorsión agravada.

Alias el Bizco actualmente descuenta una pena de 16 años de prisión, vía preacuerdo, por los delitos de concierto para delinquir agravado y extorsión agravada, en esta misma modalidad, por hechos ocurridos en el año 2015.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here