Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 2 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en carcelario en contra del técnico en sistemas Julián David Atehortúa Quintero, como presunto responsable de extraer sin autorización fotos íntimas del computador de sus clientes para luego extorsionarlos.

Según la denuncia de una estudiante de 25 años de edad, en febrero de 2018 entregó su computador para la reparación del sistema operativo, en la empresa donde laboraba Atehortúa Quintero como técnico en reparación de equipos de cómputo. Al parecer, el victimario accedió a los archivos, aplicaciones de redes sociales y sustrajo fotografías íntimas de dicho aparato electrónico.

Luego se presume que contactó a la víctima por redes sociales, le envió las imágenes íntimas que había recopilado de ella y le exigió más fotos de ese mismo tipo; como la mujer no accedió a la solicitud, le exigió 2000 dólares a cambio de no publicar el material audiovisual y no atentar contra la vida de su familia. La mujer fue víctima de las amenazas y extorsiones durante un año, tiempo en el que entregó $1’150.000.

Los perfiles usados por el victimario para contactar a sus víctimas eran «Carlos Mario Garcés» y «Carlos Mario dd», desde los cuales al parecer realizaba las acciones delictivas. Además usaba la marca I’am Sorry en todas las fotografías que le enviaba a las víctimas para intimidarlas.

El procesado no aceptó los cargos imputados por los delitos de acceso abusivo a sistema informático, violación de datos personales y extorsión agravada.