Los actos violentos que afectan al cese al fuego se duplicaron en Colombia

Integrantes de la guardia indígena cargan el féretro del concejal y líder indígena Wilson Bomba Piamba, en una fotografía de archivo. EFE/ Ernesto Guzmán
Compartir:

Bogotá, 23 mar – Hubo 32 hechos violentos que supusieron transgresiones al cese al fuego bilateral que el Gobierno colombiano tiene vigente con varios grupos armados entre el 18 de febrero y el 17 de marzo, lo que supuso que en el último mes se duplicaron este tipo de acciones, según alertó este jueves la Defensoría del Pueblo.

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, dijo que se pasó en un mes de “16 a 32 hechos violentos que generaron vulneraciones a los derechos humanos, infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) y transgresiones al cese al fuego por parte de algunos de los cuatro grupos armados ilegales”.

En su búsqueda de la paz total en Colombia, el presidente Gustavo Petro anunció el pasado 31 de diciembre un cese el fuego de seis meses con la guerrilla del ELN, con las disidencias de las FARC conocidas como Estado Mayor Central y Segunda Marquetalia, con el Clan del Golfo y con los paramilitares de la Sierra Nevada.

Sin embargo, días después el Ejército de Liberación Nacional (ELN) dijo que no se sumaba a ese pacto porque fue anunciado sin haber sido acordado en la mesa de negociación que tiene con el Gobierno y de forma unilateral.

Igualmente el Gobierno suspendió el domingo pasado el cese al fuego bilateral que tenía vigente desde comienzo de año con el Clan del Golfo, el mayor grupo criminal de Colombia, después de acusar a esa banda de atacar a la Policía y de instigar el paro minero que tiene en jaque al noroeste del país.

El defensor reporta ahora que estos actos violentos que se han registrado “además de causar graves daños a las comunidades, me obligan a decirles a estos grupos armados que se nos agotó la paciencia”.

“Los colombianos esperamos que cumplan con los anhelos de paz que tenemos desde hace años”, expresó.

TIPO DE ACCIONES

Según la Defensoría, entre el 18 de febrero y el 17 de marzo ocurrieron cuatro acciones bélicas directas en los departamentos de Valle del Cauca, Huila y Cauca (con dos casos).

Igualmente hubo ocho confrontaciones armadas en Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Antioquia que provocaron afectaciones humanitarias a ciudadanos como confinamientos y desplazamientos forzados, entre otros.

“Debemos llamar la atención sobre los casos de reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes con pertenencia étnica indígena en Caquetá, Meta, Bolívar, Amazonas y Putumayo. Así como otros de desapariciones forzadas, violencia sexual, atentados, restricciones a la movilidad y la libertad y desplazamientos forzados, entre otros, en Valle del Cauca, Chocó, Cauca y Meta”, dijo Camargo.

La Defensoría recalcó que si bien el boletín es emitido con información ocurrida antes de la suspensión del cese al fuego con el Clan del Golfo, los datos “ya evidenciaban el incumplimiento por parte de grupos armados ilegales a los parámetros” de la medida.

El defensor dijo que solo las fuerzas armadas han respetado el cese bilateral, razón por la cual pidió a los grupos armados “verdaderos gestos de paz y que no se burlen del anhelo de paz que tienen los colombianos”. EFE

jga/ime/enb

Compartir:
Total
0
Shares