El expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia (ANI), Luis Fernando Andrade, en prisión domiciliaria por un proceso que se le sigue por el escándalo de sobornos de Odebrecht, es objeto de un seguimiento especial por parte de la justicia de los Estados Unidos, por el hecho de ser ciudadano norteamericano, aseguró la embajada de ese país en Colombia.

Según el embajador de EE. UU. en nuestro país, Kevin Whitaker, “el señor Andrade es un ciudadano norteamericano y por eso como embajada tenemos un seguimiento especial”.

Congresistas americanos pidieron al embajador dar celeridad al tema. La justicia de ese país cree que Andrade cometió irregularidades con el fin de lograr la adjudicación del otrosí número 1 del contrato Ruta del Sol III.

Andrade tiene medida de aseguramiento domiciliaria como posible responsable de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, en calidad de autor; ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios, como coautor, y falso testimonio en calidad de determinador, en relación con el contrato de la Ruta del Sol II, realizado con Odebrecht y Corficolombiana, por el cual la firma brasilera habría entregado más de 11 millones de dólares en sobornos a funcionarios en Colombia.

El pronunciamiento del funcionario estadounidense se dio durante la llegada del buque hospital Comfort a Colombia. Andrade ha sido acusado de más de 10 delitos por la Fiscalía, por favorecer intereses de la compañía Odebrecht cuando era funcionario público.