La Alcaldía de Medellín y el Sistema Metro pusieron al servicio de la ciudadanía tres puntos exclusivos para que las familias lactantes puedan alimentar a los niños con mayor comodidad. Este es un espacio prioritario en caso de que los demás asientos de las estaciones se encuentren ocupados por otros usuarios, ya que la lactancia materna no tiene condiciones de horario o lugar.

Las estaciones Hospital, San Antonio y San Javier ahora cuentan con asientos ergonómicos e higiénicos donde las familias pueden detenerse para dar leche materna a sus niños, como acto natural y de gran importancia para el desarrollo nutricional y afectivo.

Las sillas fueron diseñadas no solo para facilitar un espacio cómodo, seguro y prioritario, sino para que fuesen amigables con el medio ambiente, ya que son asientos hechos a la medida, con material ciento por ciento reciclable. Para ello, se usaron más de 2.000 cajas de tetrapack.

El programa Buen Comienzo atiende a más de 12.000 madres gestantes y lactantes en los centros y jardines infantiles.

La directora del programa, Camila Gaviria Barreneche, subrayó que las madres que participan tienen el promedio de lactancia más alto del país con 4,4 meses.

Esta iniciativa se enmarca entre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, pues la leche materna es considerada como la principal fuente alimenticia para garantizar el aporte nutricional del bebé.

La Alcaldía de Medellín recuerda que lactar al bebé, una vez nace, es considerada la mejor vacuna y el mejor comienzo. Continuar durante seis meses es la clave para el desarrollo de la primera infancia. La leche materna es el único alimento que debe recibir.