Jueves_10_1_2013@@BUENA-VISTA_gra

Informe Especial Los Pájaros

Primera parte

Redacción Análisis Urbano

La estructura criminal conocida como Los pájaros, la cual opera en la comuna 16 (Belén) y tiene su asentamiento específicamente en el barrio Buenavista y en la parte baja del corregimiento Altavista, tienen su origen en grupo familiar de ocho hermanos a cuyo padre, los vecinos del barrio, llamaban El Pájaro.

Hace 10 años la familia poseía bajos recursos y estaba a un extremo de la situación que el DANE califica como miseria, por tal razón, algunos de sus hijos, tomaron la vía fácil y se dedicaron a la mendicidad y al atraco, con estas actividades, especialmente la última, llenaron sus arcas y fueron concentrando dinero y poder a través del miedo.

Para entonces, el hermano mayor, quien fue conocido con el alias de Caliche, trabajaba en una empresa, cumplía sus horarios normales de oficina, no tenía problemas legales y no estaba involucrado en las actividades ilegales de sus hermanos menores, porque hay que anotarlo, no todos los ocho eran criminales.

Sin embargo, al ver el miedo que los que sí delinquían estaban sembrando en el sector, una facción de La Oficina (estructura de crimen organizado con epicentro en Medellín) a cargo de alias Monín -criminal con influencia en la comuna 9, Buenos Aires-, contactó a Caliche y le ofreció respaldo, protección, armas y dinero, a cambio de que éste entrara en control a sus hermanos y a los amigos de estos, quienes ya operaban como una banda delincuencial, y los estructurara y/o organizara para formar parte de la cadena criminal y con ellos tomar el control de todo el corregimiento de Altavista y de buena parte de Belén, especialmente desde la carrera 83 hasta la parte alta del sector conocido como Buenavista.

Caliche sucumbió ante el poder armado y aceptó la oferta, desde entonces, doce años atrás, se formalizó la nueva estructura criminal, se conoció con el nombre de Los Pájaros y se hizo pública su vinculación a la Oficina. El crimen recrudeció y, como principal medio de financiación, legitimaron la extorsión a través de las armas; las rutas de buses, las cooperativas, las ladrilleras y los carros surtidores de cualquier producto para las tiendas y supermercados del sector, se vieron obligados a pagar ‘vacuna’.

El accionar de Caliche y su efectividad para el crimen, durante más de cinco años, fue reconocido al interior de la Oficina, por lo tanto, obtuvo un ascenso en el mundo del hampa y pasó a ser un delegado de cobro de la estructura, que no es otra cosa que un encargado de la recolección directa de los dineros que periódicamente reúnen las arcas ilegales. Caliche ya no participaba de las extorsiones a ciudadanos sino que, quincenal o mensualmente, cobraba a los otros criminales de la Oficina las cuotas y deudas irresueltas, o ajustaba cuentas pendientes con los que se negaban al pago.

Esto le granjeó enemigos dentro de la organización pues se empezó a rumorar que Caliche se quedaba con parte de los dineros recaudados, y como la traición es un elemento sine qua non la mafia no podría existir, desde la Oficina alguien dio la orden de acabarlo y al poco tiempo, a inicios de 2011, caliche fue asesinado. Este crimen provocó la inconformidad al interior de los grupos que él comandaba y, entonces, las subestructuras “Chivos”, “Buenavista”, “Cantarranas” –que conformaban los Pájaros- se dividieron entre quienes estaban de acuerdo con el homicidio y quienes no, provocando, a su vez, una guerra entre ellos por el control territorial.

Para entonces, Juan Arango Tejada, quien había sido capturado por la policía en agosto de 2010 y estaba procesado por hurto y porte ilegal de armas, pocos meses después, salió de la cárcel Bellavista, donde estaba recluido, y decidió retornar al territorio para continuar la actividad ilegal y para asumir el lugar que había dejado su hermano Carlos Arango, alias Caliche.

Pajaro

Juan Arango Tejada, que desde ese momento y hasta ahora, se hace llamar Juancho Pájaro, queriendo lograr mayor respaldo que el que obtuvo su hermano Caliche, contactó a otra facción de la Oficina que es dirigida por Freiner Ramírez García, más conocido como Carlos Pesebre, y a través del contacto, que fue alias Jotica –lugarteniente de Pesebre que comandaba en Belén-, hizo conocer sus intenciones.

Juancho Pájaro recibió el apoyo y desde entonces empezaron a conocerse como Pájaros Pesebreros. Con el nuevo líder, y el nuevo respaldo, la estructura criminal fortaleció la guerra contra Chivos, Buenavista y Cantarrana, que ahora contaban con el respaldo de los Urabeños, y poco a poco fue retomando parte de los sectores que estos grupos criminales controlaban. El enfrentamiento cobró víctimas de ambos bandos y de los ciudadanos inocentes que se vieron envueltos en medio de las balaceras, o de aquellos que sin quererlo o sin saberlo, cruzaban las fronteras invisibles.

La confrontación se detuvo gracias al acuerdo de no agresión al que llegaron la Oficina y los Urabeños, conocido también como pacto del fúsil. No obstante, la criminalidad se sostuvo y la comuna 16 siguió siendo azotada por los delincuentes, sólo que ahora no se invadían los territorios.

Con esta tregua, Juancho Pájaro vio la oportunidad de crecer como estructura e inicio una campaña de reclutamiento, especialmente de menores de edad. Actualmente, cuenta con más de 50 hombres (un 70 % serían menores) que accionan en Buenavista, Cantarrana, Zafra y Los Alpinos.

Juancho Pájaro, el líder hace cinco años de Los Pájaros, se encuentra escondido porque cuenta con orden de captura por concierto para delinquir, extorsión y desplazamiento forzado. Sin embargo, toda acción ya sea de cobro de vacuna, desplazamiento u homicidio, pasa primero por su consentimiento.

En su remplazo, como cabeza visible que opera desde el sector más no como líder de los Pájaros, es un sujeto conocido como El Juez, que básicamente sería el coordinador territorial de Juancho Pájaro. Este personaje también posee orden de captura, no obstante, aseguran testigos, se mueve libremente por el territorio y su lugar de concentración y despacho sería la zona donde se encuentra el tanque -acueducto de EPM-, ubicado en la parte alta de Zafra.

Otro cabecilla importante de mencionar es alias Hugo, hermano de Juancho Pájaro, quien no sostiene poder real en el territorio pero sería la cortina de humo del líder de los pájaros. Este último también cuenta con orden de captura y junto a su hermano se encuentran escondidos en Robledo, zona de Carlos Pesebre, donde los habitantes los habrían visto.

Juancho Pájaro, previendo su captura, utiliza a Hugo como una especie de tapadera de sus crímenes para evitar ser juzgado por delitos de lesa humanidad. Es decir, cuando se van a cometer acciones como desplazamiento forzado, homicidio en persona protegida, reclutamiento forzado de menores y desaparición forzada, hace correr la voz de ser orden directa de su hermano Hugo, la estrategia es conocida por El Juez quien replica y redirecciona la orden a los subalternos. Hugo, por su parte, y por orden de Juancho Pájaro, está obligado a prestarse para el artificio a fin de que su hermano sólo sea juzgado por delitos menores y, en dado caso de captura, logre rápidamente la libertad, así sea condicional. No debe olvidarse que Juancho Pájaro ya fue capturado en 2010 y no duró ni un año tras las rejas.

En marzo de 2014, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, a través del Gaula metropolitano, logró la captura de 17 personas que fueron presentadas como integrantes de los pájaros, y con el operativo, conocido como Operación Fénix, se dijo que se había desmantelado el grupo criminal. Sin embargo, esta estructura criminal siguió delinquiendo y su jefe aún continúa en libertad y siendo el terror de la Comuna 16 Belén y especialmente del corregimiento Altavista.

Espere segunda parte

Los Pájaros se robaron nuestras casas, son dueños de Buenavista

Informe Especial Los Pájaros

Nota: En el mes de julio del año 2016, la Policía metropolitana del Valle de Aburrá (Meval) capturo a dos miembros de la banda Los Pájaros Pesebreros, entre los capturados se encontraba uno de los jefes, Juancho Pájaro.

dsc_1256-1
Captura de Juancho Pájaro, uno de los jefes de los Pájaros Pesebreros. Foto cortesía de la Meval.

[scribd id=328538702 key=key-VtnslvCO3mDLgfR6ihWj mode=scroll]

dsc_1266
Captura de Juancho Pájaro, uno de los jefes de los Pájaros Pesebreros. Foto cortesía de la Meval.