Masacre en Jamundí habría sido perpetrada por disidencias de las Farc

Foto de Revista Semana

Este sábado se registró una nueva masacre en el departamento del Valle del Cauca, donde fueron asesinados cuatro personas en zona rural del municipio de Jamundí, al sur de Cali. Andrés Felipe Ramírez, alcalde de esa población, explicó a Semana Noticias cómo avanzan las investigaciones del caso.

El mandatario repudió el hecho y reveló que las primeras indagaciones del CTI de la Fiscalía apuntan a “un grupo delincuencial que hace presencia especialmente en el norte del Cauca, que es el Gaor Jaime Martínez, un grupo residual de las Farc”.

Según ha denunciado Ramírez, en su municipio “hay una guerra relacionada con el narcotráfico que hemos enfrentado con los dineros escasos del gobierno local, pero sentimos que el Estado no ha tomado la seriedad que esto amerita. Es lo más parecido a tiempos del Cartel de Cali, pero en la zona rural alta de Jamundí”.

Una de las víctimas de la masacre fue identificado como Eider Gutiérrez, que según el mandatario local era “jamundeño raizal, comprometido con el desarrollo del municipio”, a quien conocía personalmente, por lo que expresó toda su solidaridad y acompañamiento a la familia.

“Era una persona muy tradicional de Jamundí, que estaba acompañado de empleados, familiares y su señora esposa pasando el fin de semana en una finca de su propiedad” en la vereda de Comuneros, del corregimiento de La Meseta. “Desafortunadamente ocurrió este lamentable hecho que enluta no solo al municipio sino al país entero”, expuso.

Los primeros reportes del hecho los publicó la organización no gubernamental Indepaz a través de sus redes sociales.

De igual manera, en Internet se conoció una fotografía que muestra los cuerpos de cuatro hombres con impactos de bala en medio de una carretera destapada.

“Somos la frontera entre el norte del Cauca, Cali y la salida al Pacífico, eso pone a la zona rural en el corazón de un conflicto ligado al negocio de las drogas. Tenemos el mayor número de hectáreas sembradas con coca de todo el Valle del Cauca, con 1.400 hectáreas”, denunció.

Ramírez también señaló que en la crisis de Jamundí “hay varios factores económicos y sociales que inciden, por eso hasta que el Estado no haga presencia integral, y me refiero, por un lado a inversión social, y por otro, a control efectivo del territorio por la fuerza pública acompañado de investigación judicial, va a seguir este baño de sangre”.

“Jamundí es un caso único por el elevado número de homicidios en la zona rural: mientras en Cali, Palmira y Yumbo el 90 por ciento de homicidios ocurren en la zona urbana, en Jamundí en el perímetro urbano se presenta el 50 por ciento de los homicidios, el otro 50 por ciento son hechos violentos registrados en la zona rural”, agregó en su perfil de Twitter.

De igual forma, dijo que “la zona rural requiere atención especial e intervención integral por parte del Gobierno nacional, que nos garanticen la seguridad en la zona, la población no puede quedar sometida por unos grupos ilegales, el Estado existe para garantizar protección y seguridad”.

De igual forma, anunció que su administración intervendrá socialmente “con programas de desarrollo rural”, para lo cual se firmó un convenio con la Federación Nacional de Cafeteros y otro con el Invias, lo que ayudará a intervenir las vías a través de “la inversión más grande en los últimos años”.

“La infraestructura educativa y salud, y el turismo, deben ser la apuesta central al rededor de la protección del agua mediante pagos por servicios ambientales, pero sin seguridad el esfuerzo se pierde. Estamos listos para sumar en ese propósito. La Paz es el camino, no nos dejen solos”, finalizó.

Tomado de Revista Semana

Total
44
Shares
Previous Post

¿Las Farc actuaron solas? Los cabos sueltos del crimen de Álvaro Gómez

Next Post

ELN propone misión de verificación para cultivos de uso ilíciito

Related Posts