La visita del periodista español Javier Negre a Colombia tuvo como resultado una serie de comentarios ofensivos hacia algunas ciudades del país. En un programa radial de la cadena española Cope, Negre aseguró que el país es un ‘narco-Estado’. Sus declaraciones generaron indignación y desencadenaron fuertes críticas.

En el programa radial, Negre aseguró que mantuvo diálogos con un sicario en Medellín, quien le ofreció sus servicios por cinco euros. “Ofrecía matar a quien yo quisiese”, dijo el español.

Algunos cibernautas apoyaron las afirmaciones hechas por Javier Negre al considerar que son una ‘realidad innegable’ del país. Sin embargo, la forma en la que el comunicador quiso hacer énfasis en factores negativos que para él existen en Colombia, lo convirtieron en blanco de insultos y comentarios que refutan su punto de vista.

Violencia, narcotráfico, prostitución y peligros para los extranjeros que visitan al país fueron los temas que más recalcó Negre en sus observaciones de lo vivido durante su visita. “La realidad actual es bastante preocupante y nada tiene que ver con los anuncios turísticos que nos hacen desde el Gobierno de Colombia, de que allí el narcotráfico pasó a mejor historia”, dijo el periodista que visitaba por primera vez el territorio colombiano.

“En Medellín las principales organizaciones de narcotráfico siguen controlando todo”, afirmó en la entrevista.

La razón de la visita del comunicador se debía a que se encontraba elaborando un guion basado en una conocida banda española de narcotraficantes, cuyo líder, tenía vínculos con los carteles de Medellín. Por tal razón, Javier Negre estuvo en el país por algunas semanas mientras realizaba su investigación.

Tomado del periódico El Espectador.