Muere Emberá Eyábida por mina antipersona en resguardo indígena de Antioquia

Compartir:
Finalmente, la OIA exigió que cesen inmediatamente los hostigamientos en sus comunidades y recordó que este no es su conflicto, “no lo hemos creado y que sólo y desafortunadamente somos víctimas del mismo”.
Compartir:
Compartir:

La Organización Indígena de Antioquia –OIA-, denunció que David Bailarín Domicó, hombre indígena del pueblo Embera Eyábida, de 24 años de edad y padre de tres hijos, perdió la vida luego de pisar una mina antipersona en el Resguardo Indígena Amparradó Alto del Municipio de Dabeiba, en límites con el municipio de Frontino, Occidente antioqueño.

En el hecho, resultaron heridos otros dos indígenas cuando se encontraban realizando labores de recolección de frutos de pan coger y cacería, uno de ellos herido de gravedad y quien se recupera satisfactoriamente en la comunidad, el tercero con heridas leves.

El hecho ocurrió el pasado 17 de diciembre de 2019, pero sólo hasta este jueves 26 de diciembre se conoció. Esto, debido a la grave situación de orden público que se registra especialmente en los municipios de Frontino, Dabeiba y Murindó, comunidades de difícil acceso y hasta a tres días de camino de los casos urbanos, donde actores armados al margen de la ley vienen haciendo transito indiscriminado e instalando minas antipersonas, como resultado de la disputa armada territorial en los resguardos indígenas del departamento, “sin respetar la vida, el proceso organizativo, la jurisdicción especial indígena y los derechos humanos”, señaló la OIA en un comunicado.

La Organización rechazó el hecho, así como la presencia de actores armados legales e ilegales en sus resguardos y territorios, y exigieron su salida inmediata.”Los pueblos indígenas le apostamos a la paz entre los hombres y de los hombres con la naturaleza, hechos como éste nos recuerda la grave situación humanitaria por la que atraviesan las comunidades indígenas en el departamento y la necesidad urgente de que hayan garantías verdaderas para la construcción de una paz estable y duradera, los territorios indígenas no pueden convertirse en escenario de guerra, poniendo en grave peligro la vida de nuestros comuneros, añadió la OIA en el escrito.

Asimismo, denunció el confinamiento colectivo de las comunidades indígenas: Amparradó Alto, Amparradó Medio, Amoladora, Antadó Guabina, Antadó Arenera, Cañaverales, Bachidubi, Isla, Coredó, Guagua, Turriquitadó Alto y más concretamente y de manera generalizada de todas las comunidades indígenas de los municipios de Frontino, Dabeiba y Murindó.

“Hacemos un llamado urgente a la institucionalidad regional y nacional para que activen todos sus instrumentos humanitarios de atención a las familias indígenas confinadas en sus territorios y a las organizaciones humanitarias defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales para que a su vez hagan acompañamiento a las comunidades afectadas por un conflicto que no es nuestro y que aún nos golpea profundamente, hacemos un especial hincapié de que se trata de un acompañamiento humanitario y no armado, que pueda agravar la ya compleja situación por la que atraviesa el pueblo Embera”, agregó la Organización.

Finalmente, la OIA exigió que cesen inmediatamente los hostigamientos en sus comunidades y recordó que este no es su conflicto, “no lo hemos creado y que sólo y desafortunadamente somos víctimas del mismo”.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

JEP respondió a Procuraduría que ya había tomado medidas frente al caso de Dabeiba

Next Post

¿Por qué se agudizó la violencia en la Sierra Nevada?

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: