En un lugar de abuntante vegetación del corregimiento San Cristóbal, en el occidente de Medellín, fue encontrado en la tarde de este miércoles 14 de agosto el cadáver de la niña Cindy Johana Toro Pérez, de doce años de edad, quien presentaba huellas de estrangulamiento.

La pequeña fue vista por última vez el día anterior, luego de salir de su casa con dirección a la tienda, acompañada por un hombre que sería conocido de la familia. Este sujeto fue capturado y respondería al nombre de Martín Vásquez Uribe.

“La familia indicó que el hoy capturado fue el último que estuvo con ella y cuando las autoridades lo capturan él estaba bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena. Todo parece indicar que es el autor del crimen”, dijo al respecto el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón Villada.

Al capturado le fue hallado el celular de la niña. Otra persona estaría implicada en este crimen, señaló el subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Pablo Ruiz. Se desconocen las causas de la muerte, así como las circunstancias en que sucedieron los hechos.