No quieren en el colegio a hijos de narco colombiano baleado en Madrid, España

787
Compartir Noticia

Los hijos del colombiano Rodrigo Rojas, alias Richi, asesinado hace dos semanas en las afueras de un colegio en Madrid, España, sufren más por las “andanzas” de su padre, que por la pérdida del mismo.

Dos hombres que se movilizaban en moto le dispararon en 10 ocasiones a alias Richi, de 43 años de edad, cuando conducía un Volkswagen Polo gris por la calle Solano en compañía de su esposa, minutos después de (9:26 a.m., hora local) dejar a sus tres hijos en el British Council de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Esto ocurrió el 12 de marzo de 2018.

El ataque, al parecer, estuvo motivado en un ajuste de cuentas. Según las autoridades locales, Richi, quien militó en la banda “Los Miami”, y quien distribuía con su gente drogas en las discotecas españolas, debía una fuerte suma de dinero a carteles colombianos y tras vencerse el plazo otorgado para pagar, decidieron cobrarle con su vida.

El British es una de las más prestigiosas instituciones bilingües de Madrid, en la que estudian los hijos de las más prestantes personalidades de España, como los de Mariano Rajoy, por ejemplo.

El valor del trimestre allí es de 4.205 euros (14’812.000 pesos colombianos), sin contar las actividades extraescolares.

La muerte del traficante colombiano llenó de pánico a cientos de padres de familia del British Council, quienes no entienden “cómo un centro tan exclusivo podía tener matriculados a niños de personas vinculadas al mundo del hampa. Alias Richi tenía inscritos a un niño de 4 años, a otro de 10 y a otro de 13”, según escribió el periódico El Mundo de España.

Por ello, un grupo de padres, que no se identificó por seguridad, envió una carta a la dirección del colegio en señal de protesta por los hechos ocurridos y las políticas del colegio “de no seleccionar por criterios académicos”. El colegio “tiene una obligación esencial de garantizar la seguridad de sus alumnos y las familias y ello pasa por hacer un chequeo familiar de los solicitantes de admisión”, añadió El Mundo.

Piden, además, que en lo sucesivo, y debido al incidente, se pida a los padres de los niños que pretenden ingresar, antecedentes penales tanto en España como con Interpol.

“Padres solicitantes que aporten referencias profesionales, acreditar empleos, trayectorias laborales y referencias de carácter”, agregan los indignados progenitores en la misiva a la que hace referencia El Mundo, algunos padres inclusive han pedido que se expulse a los hijos de alias Richi.

“El tema es que en el colegio no sólo están los hijos del narco que fue asesinado la pasada semana. El problema es que sospechamos que hay un narco que también tiene hijos matriculados”, habría dicho una indignada madre, asimismo, al diario español.

El British Council, sin embargo, decidió no expulsar por ahora a los niños del traficante.

La preocupación se extendió a los habitantes de la exclusiva urbanización “La Finca”, donde vivía alias Richi. La unidad se convirtió, advirtieron sus habitantes al diario español, “en la residencia de personas vinculadas al mundo de la delincuencia organizada que quieren vivir junto a las estrellas del Real Madrid y también gozar de las excepcionales medidas de seguridad de una zona” protegida y vigilada. “Que La Finca no sea un nido de miembros de mafias internacionales y no el idílico complejo que compraron en los años 90”, pidieron los residentes de la Finca.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here