Llegó la noche a la ciudad, todo parecía tranquilo, fiestas y pólvora daban la bienvenida al nuevo año, reinaba una tensa paz en Medellín a causa de lo ocurrido el 30 de diciembre donde siete personas fueron asesinadas y una más falleció en un hospital donde fue trasladada después del ataque sicarial en el corregimiento de Altavista que dejó el  saldo final de dos personas heridas y una muerta.

Le puede interesar: 

 Patrullaje de hombres armados con fusilería en Altavista. ¿Se reactivó la…

Un muerto y dos heridos deja incursión armada en el corregimiento…

Sin embargo, el barrio Belén Zafra, sector Sucre, concretamente en el Chispero las cosas no marchaban bien,  se escuchaban disparos esporádicos  y algunos de los criminales más reconocidos se pavoneaban como los amos y señores de la zona, la Policía hacía rondas esporádicas pero parecían no darse por enterado de lo que ocurría.

La madrugada del 1 de enero de 2019, trajo a este sector de Medellín violencia y terror, una familia que departía en su vivienda tranquilamente recibió un ataque armado de tres sujetos que presuntamente serían alias El Negro, Alias Dairon, quien tiene orden de captura y la estación de Policía Belén lo sabe y alias Ñaqui, los miembros de la banda Sucre, llegaron y abrieron fuego dejando a dos personas heridas, una de la cuales falleció en el hospital.

Las cosas no terminaron allí, la familia fue obligada a encerrase y aproximadamente a las 10 de la mañana llegaron miembros de la Policía y CTI pero fueron recibidos con una asonada, botellas y piedras les fueron arrojadas obligándolos a retirarse del sector.

Lo más inverosímil es que al parecer la Policía no va ingresar nuevamente hasta que no se calmen los ánimos ya que hay fiesta en el lugar y los tres criminales estarían resguardándose adentro del jolgorio.

La banda de Sucre esta sindicada de desplazamientos forzados, amenazas, hurtos, entre otros delitos.

Puede leer: 

Triple homicidio en Laureles habría sido ejecutado por sicarios de Belén 

No hay quien detenga a los asesinos en Medellín. Este 30…

Nuevamente la violencia reaparece en la comuna 16, Belén y el corregimiento de Altavista, los planes de seguridad no funcionan implementados por Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Meval, evidencian profundas fallas, es hora que el señor alcalde, el gobernador de Antioquia, el presidente de la república y el nuevo director de la Policía Nacional cambien la estrategia de seguridad y esto pasa necesariamente por realizar los cambios en la Meval.