Oficina del Doce, Pesebreros y disidentes se disputan el control de Robledo

6333

Por Análisis Urbano

En agosto de 2017 la Agencia de Prensa Análisis Urbano presentó el artículo titulado “Guerra en Altavista y Belén Zafra, ahora en Robledo”, en el que mostrábamos cómo la guerra urbana no se vivía solo en la comuna 16 (Belén), sino que también afectaba la comuna 7, incluso sectores de las comunas 5 y 6.

La fuerte confrontación militar se está dando entre facciones de bandas de la Oficina del Valle de Aburrá, Los Pesebreros apoyados por La Terraza, contra la Oficina del Doce de Octubre que, al parecer desde hace unos meses, no estaría participando en la Alianza Criminal del Norte por diferencias en torno a la pérdida de recursos económicos, producto del manejo de oro en los municipios de Santa Fe de Antioquia y Buriticá. Dicha diferencia sería con Los Chatas, además de la disidencia de Los Pesebreros, al parecer al mando de alias Tana, quien desde la cárcel vendría liderando la rebelión contra Carlos Pesebre (detenido) y los actuales jefes de esta estructura criminal: Julián Machete, Sombra, J, entre otros, Tana habría sellado al principio de la confrontación una la alianza con la Oficina del Doce de Octubre al mando de Soto (detenido) y Cataño.

A diferencia de la comuna 16, Belén, donde la guerra se volvió silenciosa y hay un actor criminal casi hegemónico: Alianza Criminal del Norte, en Robledo la guerra no ha terminado, sino que tiende a expandirse a otros sectores y barrios de la comuna 7, pero también podría llegar a la comuna 13 parte alta, debido a que se habría dado la orden de acabar con Los Pesebreros en Medellín, en manos de la inteligencia está investigar si es veraz la supuesta orden impartida por facciones de la Oficina del Valle de Aburrá aliadas a las AGC o Clan del Golfo de aniquilar o someter a esta organización criminal, ya que de ser cierto por consecuencia lógica traería más enfrentamientos en la zona occidental de la ciudad.

No es cierto que la guerra en Robledo explotó después de la captura de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom o Carlos Chata, jefe de la banda Los Chatas, de Bello, y máximo representante de la Alianza Criminal del Norte, como se ha querido decir a la opinión pública. Reiteramos que esta confrontación se desarrolló casi a la par con la de la comuna 16, con la diferencia que esta continúa.

En la actualidad la situación sigue siendo delicada. Por ejemplo, en el barrio El Diamante, alias Talo, al que extrañamente la inteligencia policial no menciona, es el jefe de este barrio y quien ha provocado parte de la guerra que se vive en la comuna. Éste sujeto estaría bajo órdenes directas de Tana y la Oficina del Doce de Octubre, y es reconocido por ser un criminal despiadado que tiene fama de quitarle los recursos económicos a sus subalternos, golpearlos y hacer matar a sus propios seguidores y habitantes de la comunidad. Allí también se encuentran Chicha, Pátula, Jean Paul, quienes están en la lista de los más buscados, según la policía serían los más peligrosos en esa zona de la ciudad.

La disidencia Pesebrera estaría manejada de la siguiente manera: Alias Tana estaría dirigiendo desde la cárcel, Talo mandaría en los territorios que tienen bajo control, Pátula controla Parte del barrio Aures y la Segunda, Chicha maneja las Plazas de vicio.

Negro Memo y Tico, los carniceros de Los Pesebreros

Negro Memo y Tico, foto cortesía de la Meval.

Comenzando el año 2018, el pasado 5 de enero, fueron capturados dos integrantes de Los Pesebreros que hacen parte de la banda La 260, quienes estarían en guerra con las bandas La Imperial y El Diamante, que operan en los barrios Aures, Diamante, Villa Sofía y Kennedy.

Negro Memo, de acuerdo a información suministrada a la Agencia de Prensa Análisis Urbano, sería el coordinador de Los Pesebreros que no traicionaron a Carlos Pesebre, mientras que los disidentes se unieron a alias Tana, quien al parecer estaría dirigiendo la disidencia.

El accionar delictivo de alias Negro Memo sería el homicidio, la tortura y la asfixia mecánica, marcas criminales de la mafia desde la década de los 90, en contra dela banda Los Cancheros, al mando de alias Talo, alias Chicha y alias Pátula.

El gatillero principal de Los Pesebreros en el sector de Villa Sofía, a cargo de Negro Memo, sería Jonathan Alexis Suárez, alias Tico, quien de acuerdo a algunas fuentes sería más sanguinario que su jefe, al controlar las casas de tortura, descuartizamiento –que luego eran embolsados y arrojados en poblados y vías principales-, además de asfixia mecánica. En una sola semana de diciembre se encontraron 7 cadáveres embolsados en Medellín, de los cuales 4 eran oriundos de otras ciudades. [Leer también: Siguen apareciendo cadáveres “embolsados” en Medellín]

La incursión en Robledo habría sido avalada por Tom o Carlos Chata, hoy capturado, aliado incondicional de las AGC, buscando arrebatarle los territorios a Los Pesebreros y a la posible disidencia de estos que se estableció en los barrios Villa Sofía, Aures I y II, Curazao, Civitón, Santamaría, El Diamante y Bello Horizonte, en donde operó alias Duque, quien sigue manteniendo como miembro de Los Pesebreros. Reiteramos que la rebelión estaría orquestada por Tana, quien estaría enfrentando solo a Los Pesebreros, ya que la Oficina del Doce de Octubre estaría actuando por fuera de esa alianza inicial. Su objetivo sería la toma de la comuna 7 y  a sacar a Los Pesebreros y a la disidencia.

Finalmente, la disidencia que dirige presuntamente alias Tana desde la cárcel, y afuera Talo, no pareciera tener mucho futuro, dado que han venido cambiando de bando continuamente hasta quedarse solo. Primero fueron Los Pesebreros, posteriormente la Oficina del Doce de octubre, luego Pesebreros, otra vez Oficina del Doce. En la actualidad están solos. Como dice una fuente, “solos contra el mundo criminal”.

La disidencia tiene fuerte presencia en parte del barrio Villa Sofía, controlan la ruta 260, el barrio la Segunda, entre otros.

Con el vacío de poder en la Alianza Criminal del Norte la guerra en Robledo estaría próxima a estallar, producto de la disputa de Los Pesebreros y los Hijos de Duque y La Oficina del Doce de Octubre. A ella también entraría La Terraza, que opera en Aranjuez (comuna 4).

Se sabe de buena fuente que la Oficina del Doce de Octubre, delegados de la Alianza Criminal del Norte, Los Pesebreros y, posiblemente La Terraza, han buscado a través intermediarios una reunión con Talo para que cese la guerra. Tana habría ordenado que continúe la guerra, por lo que no hay tales acercamientos.

El homicidio de un joven de 13 años en el barrio Aures habría sido ordenado por alias Talo, en retaliación a que el occiso no quiso hacer parte del grupo armado (disidencia). Porr eso lo habrían ejecutado alias Mello y alias Estefa, quienes son vendedores de droga en La Segunda, que limita con Robledo Villa Sofía.

 Apunte Urbano

  1. Fuentes cercanas a Análisis Urbano informan que 20 hombres fueron enviados desde la comuna 16, Belén, a reforzar a la disidencia de Los Pesebreros en cabeza de Talo. Esto podría dar a entender que se habría gestado una alianza con grupos armados de esta comuna, ¿Será que la Alianza Criminal del Norte ha entrado a apoyar a Talo?

2. ¿Por qué aparece Jean Paul en la lista de los más buscados de la ciudad de Medellín?

Informaciones recibidas por Análisis Urbano apuntan a que esta persona junto con el Zarco se habrían negado a trabajar para alias Talo y por tal razón le han puesto precio a sus cabezas, por Jean Paul se estaría ofreciendo cinco millones de pesos para el sicario que lo mate y por el Zarco sería un millón de pesos, ¿Qué responde la inteligencia institucional?

Temas relacionados

En Robledo, dos hermanos sufrieron un atentado cuando salían a trabajar

Un hombre fue asesinado en el balcón de una casa en Robledo  

En el 12 de Octubre, cuatro hombres asesinaron a un joven de 28 años 

Viernes en Medellín cerró con cinco homicidios, incluyendo el de un menor de 14 años 

Joven de 21 años fue asesinado por sicarios, en Castilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario