Hasta $20 millones de pesos de recompensa por información que conduzca al paradero del asesino de dos mujeres en Laureles el pasado domingo 21 de abril ofrecen la Alcaldía de Medellín y la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

Las mujeres, de origen venezolano y quienes fueron apuñaladas, fueron identificadas como Doris Ligia Ochoa Jaramillo, de 60 años de edad, y María Carolina Lariccie Ochoa, de 30 años e hija de Doris.

Gracias a las cámaras de seguridad se pudo individualizar al asesino, quien ingresó al edificio a las 11 de la mañana llevando consigo un ramo de flores. Minutos después abandonó el inmueble.

Según las autoridades, las dos mujeres y el asesino estaban involucrados en una disputa por algunos bienes inmuebles.

El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Pablo Ferney Ruiz, confirmó la recompensa. “Estamos ofreciendo hasta $20 millones por información que nos permita lograr la identificación, judicialización y captura del responsable del crimen”, señaló.

El asesino es necesariamente una persona conocida de las víctimas, indicaron las autoridades, pues para ingresar al edificio se requiere de una tarjeta electrónica asignada a cada apartamento. Se descartó la hipótesis del hurto, pues en el lugar estaban todos los objetos de valor.

En principio se creyó que se trató de un incendio, por el humo que salía del apartamento ubicado en el sexto piso del edificio San Pietro, de la calle 33A con carrera 76, en Laureles, comuna 11 de Medellín.

Sin embargo, de lo que se trató fue de un doble homicidio en el que el asesino intentó ocultar la escena prendiendo fuego al apartamento. Así lo ratificó la coronel Milena Zamudio Suárez, oficial de supervisión y control de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá. “Se trata de un doble homicidio por arma blanca de dos femeninas al interior de un apartamento, el cual al parecer querían ocultar por medio de un incendio. En este momento se están realizando las investigaciones, verificando todo el soporte técnico que se tenga por cámaras”.

El presunto asesino, de 35 años, huyó del lugar de su domicilio y es buscado por toda la ciudad.