ONIC pide que pare el genocidio contra los pueblos indígenas colombianos

Compartir:

En las horas de la tarde del día 29 de octubre del presente año, en el territorio indígena de Tacueyó, vereda La Luz, en el departamento del Cauca, fueron masacrados por la columna móvil Dagoberto Ramos, la autoridad Ne’jwe’sx Cristina Bautista y cuatro guardias indígenas: Asdruval Cayapu, Eliodoro Finscue, José Gerardo Soto y James Wilfredo Soto.

En el hecho quedaron gravemente heridos la autoridad Ne’jwe’sx Crescencio Peteche y los guardias: José Norman Montano, Matías Montano, Dora Rut Mesa y Rogelio Taquinas.

“Estos hechos son la continuidad del Genocidio Indígena, que se ha venido denunciado desde la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, sin tener una respuesta contundente por parte del gobierno nacional, en cabeza del presidente Iván Duque. Desde que Duque asumió la presidencia, a la fecha, han sido asesinados 125 integrantes de los Pueblos Indígenas”, indicó la ONIC en un comunicado.

“Las organizaciones indígenas del orden local, regional y nacional seguiremos en defensa del territorio, la vida y la paz como Pueblos Indígenas. Rechazamos la masacre de la que fueron víctimas nuestros hermanos y hermanas Nasas, hechos que se dan en el marco del genocidio producto de la no implementación del Acuerdo Final de Paz y del Capítulo Étnico”, añadió la Organización.

“El incumplimiento de los acuerdos”, denunció en el texto la ONIC, “nos está llevando al incremento de los cultivos de marihuana y coca en todo el territorio nacional, en especial en la zona norte del departamento del Cauca. Ante esta situación, las autoridades indígenas y las guardias en su ejercicio de control territorial y la autonomía enmarcada en las Leyes de Origen, la Constitucional Nacional y los tratados y convenios internacionales han sido perseguidos, amenazados, asesinados y masacrados”.

La Organización Nacional Indígena exigió al Estado colombiano que detenga el desangre de los pueblos indígenas, que ante la oleada de asesinatos se ha configurado sin lugar a dudas en un genocidio.

Por lo tanto, es obligación de las autoridades adoptar las medidas necesarias para superar la grave situación de emergencia humanitaria, social, económica y cultural que sufren los pueblos indígenas del Cauca y todos los pueblos indígenas de Colombia.

Finalmente, los pueblos indígenas convocaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que realice una visita extraordinaria con el fin de acompañar esta situación de emergencia humanitaria en los territorios y pueblos indígenas.

Compartir:
Total
5
Shares
Previous Post

La JEP rechaza la masacre contra autoridades indígenas del Cauca

Next Post

Víctimas de matanza de Bojayá recibirán sepultura definitiva 17 años después

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: