Organizaciones indígenas, en alerta por grave situación de DD. HH. en el norte del Cauca

Compartir:

La Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, hizo un llamado a la sociedad colombiana y al Gobierno Nacional para se atienda la situación de asesinatos indígenas en Colombia y principalmente en el norte del departamento del Cauca.

Según la ONIC, en el último año los Pueblos Indígenas de Colombia han sido objeto de graves vulneraciones a los Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos: 97 indígenas han sido asesinados y un total de 159 homicidios desde la firma del Acuerdo Final de paz. Sin embargo, y especialmente después de las Mingas desarrolladas en los meses de marzo y abril en distintas partes del territorio, los ataques, amenazas y asesinatos se han incrementado alarmantemente.

Ante el recrudecimiento del conflicto en diferentes regiones como el Chocó, Nariño, Antioquia, Norte de Santander, Putumayo, como el Cauca entre otros, este viernes 9 de agosto de 2019, la ONIC, en cabeza de la Asamblea Nacional de Autoridades, declaró la Situación de Emergencia Humanitaria, Social y Económica en todos los Pueblos Indígenas de Colombia.

Desde el Observatorio de Derechos Humanos de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz de la ONIC, en cooperación con las organizaciones indígenas regionales, fueron emitidas alertas y comunicados denunciando los graves hechos ya conocidos por la comunidad nacional e internacional, sin embargo, la Organización no ha recibido ningún tipo de respuesta por parte de las instituciones del Estado.

Hechos victimizantes en el Departamento del Cauca

En el último mes, los ataques a los representantes y Guardias Indígenas no han cesado. Entre el 1 de julio de 2019 y el sábado 10 de agosto, se han registrado 6 asesinatos, 15 atentados y 30 amenazas. En lo que va del año asciende a 36 personas del Pueblo Nasa del Norte del Cauca.

Cabe recordar que este sábado 10 de agosto fueron asesinados tres Guardias Indígenas: Eugenio Tenorio Yosando, de 46 años de edad; Kevin Ademir Mestizo, de 23 años de edad; y Julio Taquinas Pilue, de 50 años de edad. Sus muertes y los siete (7) heridos se dan con ocasión de un nuevo atentado perpetrado contra la Guardia Indígena que se desplazaba en una chiva con el fin de realizar  acompañamiento a los participantes de la Feria del Café en Toribio.

El ataque se registró en el sector de Los Chorros, municipio de Caloto, cuando hombres armados dispararon indiscriminadamente. Se investiga si también se usaron artefactos explosivos.

De los 7 heridos, cuatro son hombres y tres mujeres, dentro de los cuales se encuentran dos menores de edad, “lo cual evidencia una masacre premeditada contra la comunidad”, dice la ONIC. “Con el agravante que, comuneros que se dirigía a la zona de ocurrencia del atentado fueron recibidos con disparos de armas de fuego de largo alcance, desde la parte alta de la comunidad de Pedregal en la zona rural de Caloto”, agrega la ONIC en un comunicado.

Ante la “estrategia de exterminio y llamado a salvaguardar la vida de las comunidades, miembros de la Guardia Indígena de todo el departamento del Cauca, se desplazaron al Resguardo Indígena de Toez”, para quienes demandan protección e integridad de sus vidas.

Nuevas amenazas

En las últimas horas, asegura la ONIC, se conocieron dos nuevas amenazas contra las comunidades indígenas del Cauca. En una de ellas, presuntamente el Cartel de Sinaloa se hace responsable del hecho ocurrido el sábado pasado, y advierte una posible masacre, contra toda la sociedad civil, pero específicamente mencionan actos de violencia contra la Guardia Indígena. La segunda amenaza la hace el grupo “Distrito Doce” quien advierte del inicio de “la limpieza” en los municipios de Miranda, Corinto, Caloto, Toribio, Tacueyó y San Francisco.

Otros hechos

En la mañana del viernes 9 de agosto, día internacional de los Pueblos Indígenas, se registraron ataques con armas de fuego a la Guardia Indígena que atendía un llamado por parte de las comunidades indígenas aledañas a la vía El Palo – Toribio en el sector Buitrera y Pajarito por la instalación de artefactos explosivos. El automóvil del coordinador de la guardia indígena de la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca – ACIN recibió varios impactos de bala.

El domingo 4 de agosto dos personas que se transportaban en una motocicleta asesinaron a Enrique Guegia, The Wala (Sabedor Ancestral y Autoridad Espiritual) y alguacil del cabildo Tacueyó, del municipio de Toribio. Hecho que conmocionó a toda la comunidad, al representar una pérdida irreparable por su rol de guía y sabedor espiritual como médico tradicional.

El jueves 1 de agosto de 2019 fue asesinado el guardia indígena Gersain Yatacue Escue, de 25 años de edad quien se desempeñaba como coordinador de la Guardia de la vereda San Julián de municipio de Toribio y fue abordado por hombres desconocidos en el sector Pajarito del resguardo de Huellas, Caloto. Este hecho coincide con la recepción de una amenaza por parte del “Cartel de Sinaloa”, lo cual alertó a todas las comunidades, hecho que fue denunciado a nivel nacional e internacional.

El día 25 de julio en el municipio de Caloto, corregimiento de El Palo, en la vía que comunica Caloto con Toribio, la Guardia Indígena es víctima de un atentado con armas de fuego y artefactos explosivos (granadas) en el cual resultaron heridos Giovany Vitoncó, Fabián Camayo, Arcadio Tróchez, y Jorge Ulcué. Ese mismo día el coordinador de la Guardia Indígena del Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC junto con varios Guardias fueron fotografiados y agredidos por hombres desconocidos que se transportaban en una camioneta que fue retenida por la Guardia de la zona.

Las amenazas

Se registran 28 amenazas más en el último mes por parte de diferentes grupos armados como las águilas negras, disidencias de las Farc, el bloque occidental del Eln, y la ya mencionada del Cartel de Sinaloa, entre otras. El observatorio de DD. HH. de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz, ha registrado, desde el 1 de julio los siguientes hechos victimizantes:

RECUADRO

Por estos hechos, el CRIC convocó de manera urgente a las 126 Autoridades, a las 11 asociaciones y a toda la Guardia Indígena y a los programas locales, zonales y regionales a una junta directiva este domingo 11 de agosto con el fin de atender desde lo propio esta difícil crisis humanitaria con una Minga de control territorial.

La situación, que empeora a cada momento, llevó a la ONIC a exigir a todas las instituciones del Estado, y al Ministerio Público a garantizar la pervivencia física y cultural de los Pueblos Indígenas del Norte de Cauca, coordinando medidas de protección y prevención para dar una respuesta efectiva frente a esta situación y a realizar un constante monitoreo sobre los hechos que se han presentado en el último mes.

Asimismo, la Organización instó a realizar el acompañamiento necesario a la Guardia Indígena del Cauca, y en general toda la población Indígena que se dirige en estos momentos al resguardo indígena de Toez, municipio de Caloto.

ONIC hizo un llamado a las organizaciones sociales, Defensoras de Derechos Humanos y a los organismos internacionales como la ONU, MAPP-OEA, CICR, CIDH, y a las distintas embajadas, a  seguir acompañando  esta grave situación humanitaria, y a realizar las acciones pertinentes con el fin de salvaguardar la vida de los indígenas caucanos y de toda Colombia.

Detener el genocidio que se está perpetrando contra la Guardia Indígena y los Pueblos por defender la vida en todos los territorios es la consigna que lanza la ONIC.

Compartir:
Total
1
Shares