Otro presunto falso positivo en operativo de la MEVAL; policía sigue acosando a familiares de la víctima

62
Compartir Noticia

policia

Tomado de la web

Redacción AnalisisUrbano.com

“¿Quién nos defiende a nosotros de la Policía?”, es la pregunta que varios habitantes de la Comuna 13 se hacen luego de haber sido víctimas de crímenes y agresiones por parte de algunos miembros de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (MEVAL). La  familia de Diana García, una joven de 21 años es víctima del abuso de autoridad.

En la mañana del 1 de enero de este año, cuando aún se celebraba la llegada del nuevo año, un grupo de policías de la MEVAL llegó al barrio Las Independencias III, y en medio del bullicio general y de la gente que se encontraba compartiendo en los andenes y afueras de su casa, intentaron dar captura a un joven conocido con el alias de  “Velorio”. La Policía declaró que en el lugar de los hechos se inició una balacera y que los habitantes del lugar hicieron una asonada para evitar capturara al delincuente; testigos presenciales aseguran que no hubo ningún enfrentamiento, que sí es verdad que los vecinos empezaron a gritarles y a insultar a los oficiales pero que éstos, enojados, respondieron a los abucheos con balas.

El coronel Erik Rivas en su momento declaró que en el enfrentamiento murió un joven y aseguró que éste estaba con “Velorio” (ver video) La víctima era Luis Fernando Zuluaga Muñoz, el hermano de Diana, un joven de 23 años que tenía una barbería en la misma casa de sus padres y que trabajaba en ella todo el día. “Es cierto que mi hermano conocía a ‘Velorio’, pero es que todo el barrio lo conocía, él se crio desde pequeño en el barrio y obviamente se hablaba con muchos de los muchachos, pero no quiere decir ni que fueran amigos ni que mi hermano fuera de esa banda”, relata Diana, y agrega que su hermano no estaba ni había estado con el delincuente, que no eran amigos, pero que éste sí estaba por la zona.

IMG-20140522-WA0001

Imagen de la víctima,  Luis Fernando Zuluaga Muñoz. Cortesía familiar.

“Esa mañana capturaron a ‘Velorio’ y lo pasaron por enfrente de todos los muchachos que estaban sentados en los andenes, que eran muchos, entonces empezaron a gritarles insultos a la policía y a decirles que no se lo llevaran. Fue cuando la policía empezó a dispararle a todo el mundo y obviamente toda la gente se tiró a esconderse y refugiarse de los tiros. Mi hermanito, obviamente, también se refugió en una plancha que estaba un poco más elevada que la calle y también le gritaba cosas a la policía entonces un patrullero lo vio y fue cuando le disparó directo a la cabeza y lo mató”, asegura Diana, quien también denuncia que el uniformado que le causó la muerte a su hermano es el patrullero Elkin Torres Castrillón y que ese mismo día, antes de matar a Luis Fernando, había amenazado a otros muchachos del barrio con matarlos.

A Luis Fernando, el único hombre en un hogar de cinco hijos, lo trasladaron al centro de salud de San Javier pero no alcanzó a llegar con vida. Su familia, que aún guarda el duelo por la pérdida, no ve finalizado su drama ahí; ahora son víctimas del acoso que les causa un patrullero de la policía, Henry Ramírez López, quien públicamente se jacta de ser quien mató a Luis Fernando Zuluaga Muñoz.

IMG-20140522-WA0003

Imagen del patrullero Henry Ramírez López, quien va adelante.

“La mañana del 23 de enero me encontraba en casa de una amiga cuando pasó un grupo de policías, en ese momento mi amiga me dijo que uno de ellos había estado cuando pasó lo de mi hermanito y disimuladamente me indicó quién era, se trataba del patrullero Henry Ramírez López, que apenas me vio me dijo ‘sí, fui yo y qué’, sin razón alguna porque yo no le había hablado. Sin embargo yo le contesté que no fuera descarado, que por qué tenía que burlarse de nuestro dolor luego del daño que ya nos habían causado”, denuncia Diana García.

También cuenta que el patrullero se fue pero que luego volvió y esta vez pasó cerca de su madre y que éste se le reía y le hacía señas ofensivas con los dedos a la señora. “No me aguanté y subí a la estación de policía de San Javier y hablé directamente con el comandante de la estación, Carlos Enrique Covaleda Rodríguez, y denuncié los hechos, ese mismo día él me pidió disculpas en nombre de la policía y, se supone, que tramitaron mi queja con copia al general José Ángel Mendoza Guzmán”.

El acoso del patrullero no cesó y cada vez que ve a la hermana menor de Diana y a ella especialmente, las agrede e intimida verbalmente. “Siempre que me ve me dice que soy una perra ‘hijueputa’, me grita ‘malparida’, me insulta y me intimida todo el tiempo. Cuando lo veo tiemblo porque realmente le tengo mucho miedo, siento que en cualquier momento me va a hacer algo”.

Diana agrega que denunció todo esto el patrullero Andrés Román Arboleda, que es quien recibe las denuncias en la estación de policía de San Javier. “Le solicité que por temor a mi seguridad y la de mi familia, cambiaran al patrullero Henry Ramírez López de cuadrante, para que no tuviera motivos ni razones para estar cerca de mi casa, pues todo el tiempo pasa y nos acosa, pero me respondió que ellos no podían hacer eso porque dizque el no pertenecía a ese cuadrante, entonces, obviamente pregunté por qué se paseaba por ahí si no pertenecía, pero el patrullero no me supo responder, sólo decía que ellos no podían hacer nada”.

Diana denuncia que no han hecho nada por solventar la situación, y que la policía sólo le hizo llegar una carta, firmada por Carlos Enrique Covaleda Rodríguez, comandante de la estación de policía de San Javier, donde le informaban que Henry Ramírez López ya había sido instruido sobre “el buen trato al ciudadano y el respeto a las personas y así prevenir para que estas conductas no se vuelvan a presentar”. Solución a todas luces ridícula para AnalisisUrbano.com si se pretende aplicar como único mecanismo de sanción hacia una persona que se jacta de ser el autor de la muerte de alguien y que agrede y acosa a los familiares de su víctima cuando los ve.

foto 1

Foto 2a

Copia del recibido de la denuncia interpuesta por Diana García y de la respuesta de la policía.

Pese a ser instruido en “el buen trato al ciudadano”, el patrullero Henry Ramírez López siguió acosando a Diana García y a su hermana menor, el tope de las agresiones llegó el pasado viernes 16 de mayo, cuando se lo encontró: “yo venía del centro de salud de Villa Lwpa cuando lo vi. Se me encharcaron los ojos porque realmente le tengo mucho miedo, el me vio y me dijo ‘a penas pa’ prender a plomo a esta piroba hijueputa’, yo me puse a llorar y aceleré el paso y escuché que él, enojado, le decía a su compañero ‘páseme el largo, páseme el largo’. Llegué corriendo a mi casa y llamé al abogado que lleva el caso de mi hermanito y le conté todo”.

El lunes 19 de mayo, Diana, en compañía del abogado, declaró todo esto ante Jorge Betancur Echeverri, de la Fiscal 127 seccional Medellín, y éste aseguró que le iba a hacer llegar “algo” al comandante de la estación de policía de San Javier, pero al día siguiente, martes 20 de mayo, ella vio cómo el patrullero Henry Ramírez López volvió a pasar frente a su casa observando con insistencia hacia el lugar.

Diana García está siente temor por su vida y dice: “yo sólo pido que se haga algo porque a mí ya me da miedo hasta salir, tengo mucho miedo por mí y por mi familia”.

La situación de Diana García ya está en conocimiento del fiscal, del comandante de la estación de policía de San Javier, y del mismo comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, José Ángel Mendoza Guzmán, pero las autoridades no han querido aplicar correctivos más que un sermón en el que se le recuerda a Henry Ramírez López que debe portarse bien con los ciudadanos.

El patrullero, por su parte, sigue paseando por Las Independencias III y aterrorizando a esta familia. Diana teme por su vida y dice que “ellos son tan corruptos que me da miedo que pongan a alguien a hacerme algo, que le paguen a alguien para matarme y ellos no ensuciarse las manos”. AnalisiUrbano.com denuncia y espera que la situación se solucione; sería lamentable tener que escribir otra crónica de un crimen anunciado.

Compartir Noticia

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here