Pagadiario colombiano de origen antioqueño fue linchado en una ciudad de México

552
Compartir Noticia

Un hombre identificado como Ricardo Alonso Lozano Rivas, de 30 años, oriundo de Medellín Antioquia, acusado de pertenecer a una banda de extorsionadores, fue detenido, amarrado y posteriormente linchado por pobladores del municipio de Tetela del Volcán, en Morelia, México, en presencia de uniformados de la Policía local que nada pudieron hacer para frenar la acción, según informó el medio de comunicación Proceso en su sitio www.proceso.com.mx.

Lozano Rivas fue sorprendido junto con otras dos personas en la comunidad vecina de Tlacotepec, municipio de Zacualpan de Amilpas, cuando supuestamente cobraban extorsión, “vacuna” o “derecho de piso” a comerciantes del lugar. Los pobladores se organizaron y persiguieron a los tres individuos hasta Tetela del Volcán, en la zona de los Altos de Morelos.

Dos de los presuntos delincuentes escaparon, pero Lozano Rivas no lo logró. El hombre de aproximadamente 30 años fue golpeado y trasladado hasta la plaza principal del municipio, donde lo ataron al asta bandera y luego lo ahorcaron. Elementos del Mando Único no pudieran rescatarlo y los habitantes de la comunidad impidieron que los reporteros presentes grabaran lo ocurrido.

El vehículo en el que viajaban los presuntos extorsionadores, un Spark blanco, fue quemado cerca de la presidencia municipal.

Sobre el cuerpo de Lozano Rivas, que finalmente fue tendido sobre la plaza, los vecinos de Tetela colocaron dos cartulinas con mensajes de advertencia para sus cómplices: “Graco, estos son los resultados de tu gobierno. Pueblos de Morelos Unidos”, y “Esto le va a pasar a todos los extorsionadores”.

Minutos más tarde se presentaron cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, quienes reclamaron el cadáver. La gente reaccionó con violencia, pero los supuestos familiares del sujeto linchado aseguraron que éste no se dedicaba a la extorsión, sino a prestar dinero a la gente.

El cadáver estaba con las manos atadas y el torso descubierto, sin zapatos y con el pantalón hasta las rodillas, los pies amarrados y una cuerda al cuello que pendía desde el asta bandera.

Agentes de la Policía de Investigación Criminal subieron el cuerpo en la batea de una camioneta pick up y lo llevaron al municipio de Ocuituco, de donde fue trasladado a Cuautla en una camioneta del Servicio Médico Forense (Semefo) hasta las instalaciones de la Fiscalía Regional Oriente.

El pasado lunes 23, pobladores de Tetela del Volcán y de Hueyapan sitiaron por más de siete horas la ciudad de Cuautla para exigir mayor seguridad y denunciar a una banda de “colombianos” que supuestamente asuela la región con el cobro de “derecho de piso”.

Ese día los pobladores retuvieron a dos funcionarios estatales y se los llevaron hasta el centro de Hueyapan. Cerca de la media noche, militares y policías acudieron a la comunidad para participar en una asamblea comunitaria y se comprometieron a instalar puestos de mando del Ejército.

La comunidad exigió radios, chalecos y vehículos para estar en coordinación con la policía y dieron un plazo de 72 horas al gobierno estatal para responder. El sábado 28, a las 10 de la mañana, se cumplía ese plazo, pero el gobierno no cumplió. Los pobladores ampliaron el ultimátum hasta este martes. Al no haber respuesta, se hicieron justicia por propia mano.

“El gobierno no hace nada. No nos han dejado otra salida. Ya ve, ni siquiera llegaron el sábado. Al gobierno le vale madres lo que nos pase. Mientras ellos estén bien, a nosotros que nos cargue la chingada. Ya nos cansamos”, señaló uno de los vecinos después de ocurrido el linchamiento del presunto extorsionador.

Información de www.proceso.com.mx

 

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here