Paramafiosos de las AGC armaron nido en Cocorná, están cómodos y amañados

Municipio de Cocorná, imagen de la Alcaldía municipal.
Compartir:

Antioquia, Colombia, 21 mayo de 2022.- En el Oriente de Antioquia es común que las administraciones locales nieguen que el poder paramafioso se expande sin control a lo largo y ancho de sus municipios, por esa razón, cada día son más fuertes los “paracos” o “La Empresa”, como se les conoce en algunas zonas de esta región.

Habitantes de este bello municipio aún no entienden cómo, de un día para otro, el dominio pasó de manos del Clan Isaza a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, sin disparar un solo tiro. Ahora las AGC con sus armas le hacen entender a las comunidades que son dioses todopoderosos.

EN CONTEXTO

Lo claro, es que el poder y el control paramafiosos se ha tomado al municipio de Cocorná, es decir, las AGC ahora son los amos y señores de este bello lugar. Sitios como el sector El Ocho, una zona destinada para el turismo y la rumba, se ha convertido en el lugar predilecto para la comisión de distintos delitos y violaciones a los derechos humanos.

Cocorná no es solo finca de recreo para el poder paramafioso, es un lugar reservado por los narco-paramafiosos para abusar de niñas (las preferidas por el poder armado local), se comercializan drogas y es una zona que funge como centro de operaciones armadas urbano-rurales y oficina de cobros de extorsiones. Es una zona en donde se dan órdenes que deben ser cumplidas por los integrantes de menor rango.

La gente está cansada de esto. No entienden cómo, ni la fuerza pública, ni la inteligencia estatal, ni otras autoridades, se percatan de la capacidad de movilidad tan evidente de integrantes de las AGC en este y varios sitios del municipio. Algunos testigos hablan de una posible y peligrosa complicidad con las autoridades municipales que permiten que los actores armados operen de esa manera.

LE PUEDE INTERESAR

El sector llamado El Ocho, el movimiento de personas de las AGC armadas en pequeños y grandes grupos es permanente, para lograr expandir ese control, se han valido de movilizar personas de otras regiones que ahora comandan, vigilan y realizan labores propias de este grupo armado.

El narcotráfico en este municipio se ha propagado sin ningún control ni proporción. Ahora en diferentes lugares se han instalado sitios especiales para el comercio de drogas que solo son una de las formas de financiación.

La extorsión sigue creciendo, sobre todo porque el poder de la impunidad es total, algunos testigos manifiestan que en cualquier momento que las personas dejen de pagarla, empezaran las masacres y las muertes violentas.

Otras versiones acerca del manejo de sustancias ilícitas coinciden en que a municipios aledaños han llegado con más fuerza las AGC, principalmente para obligar a la resiembra de cultivos de hoja de coca para después ser procesadas en laboratorios clandestinos ubicados en la ruralidad.

La sensación generalizada de la población es que en plena Autopista Medellín – Bogotá, en la Via al Ocho, se alberga una república independiente con la supuesta autorización de algunos representantes de gobierno locales.

PUEDE LEER

En los últimos 7 años se han presentado 17 homicidios en este municipio, la tasa del año 2021 alcanzó una cifra record de 40 casos por cada cien mil habitantes por encima de cifras nacionales.

La Policía Nacional registra al menos 240 hurtos en al menos 5 años, 200 casos de violencia intrafamiliar, 6 suicidios para un municipio de 15.000 habitantes.

Desde el municipio de Cocorná se irradia un poder extremo de las AGC: ya subsumieron a los grupos de San Luis, avanzan hacia San Francisco, Carmen de Víboral, Granada. Lo que se ve en el mapa y en el análisis es la reconfiguración del poder territorial que tuvieron en su momento el Frente José Luis Zuluaga, Bloque Héroes de Granada y el Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia de los años 90, pero ahora bajo el dominio de las AGC, herederas de ese poder paramilitar.

¿Por qué a ninguna autoridad parece importarle el avance y el poder de las AGC en el municipio de Cocorná?

¿Qué ente institucional permite que con toda facilidad este grupo armado cometa presuntamente una serie de delitos en la zona?

¿Dónde están las autoridades de las Alcaldías que tienen como función proteger los derechos integrales de las y los niños en el municipio de Cocorná?

¿Dónde está el Ministerio Público encargado de garantizar y proteger los derechos humanos de estas poblaciones?

LEER

Cada 4 años llegan administraciones nuevas a los municipios, pero siempre nos quedan las mismas preguntas, ¿Qué está pasando en el Oriente de Antioquia?

Mientras avanzan los paramafiosos, se va deteriorando la juventud, las familias, el orden público, los derechos humanos, el derecho a la vida y el buen vivir de esta sociedad.

Cocorná y el Oriente antioqueño son una bomba de tiempo, los homicidios, los desaparecidos, los desplazamientos forzados, el control social y la ingobernanza pasarán la factura más costosa para una de las poblaciones más golpeadas por la violencia: más violencia.

Como constancia, la responsabilidad de lo que pueda ocurrir será de los mismos de siempre, lástima que la impunidad por la omisión institucional sea otro canto a la bandera.

Compartir:
Total
35
Shares