Uno de los grupos sociales no obvios que participan en las del Paro Nacional son los integrantes de las barras de los equipos de fútbol del país, como ha ocurrido en Barranquilla y en Cali. Pero en la capital valluna lo llamativo es que estuvieron dos rivales a muerte en las canchas: Frente Radical y Barón Rojo, las barras del Deportivo Cali y el América, dos de los equipos top del país.

Esto es importante por varias razones: no es común que las barras de los equipos participen en temas del nervio político, y además, la histórica rivalidad de ambos equipos hacía casi improbable que se encontraran en escenarios públicos sin que hubiera violencia.

Esto en el 21N no ocurrió. Y con una particularidad aún más importante para los hinchas del fútbol: en pleno Paro Nacional, ambas barras se unieron en la única ciudad del país donde sus dos equipos estaban disputando un paso a la final del campeonato local.

América ganó su pase a la final que jugará el domingo con el Junior de Barranquilla.

Lo que no une el fútbol lo unió la calle
Barón Rojo, la barra más grande del América de Cali lleva 22 años ocupando la tribuna sur del estadio Pascual Guerrero de Cali; Frente Radical, del Cali, lleva 27 años acompañando a su equipo, ahora en el Palmaseca.

Para la marcha del 21N cada uno por aparte estaba planeando participar. Así nos lo confirmaron, por aparte, las nueve fuentes con las que hablamos de esas hinchadas, principalmente porque las motivaciones del Paro les llamaron la atención como a muchos otros marchantes espontáneos.

“Vamos a seguir convocando al Paro porque nosotros no estamos excluidos dentro de la problemática social”, nos dijó una hincha del Frente Radical Verde, quien nos pidió no citarla porque no le gusta hablar de temas políticos.

Jhon Jairo, conocido como ‘el abuelo’ en la barra La 85, otro grupo que apoya al América en la tribuna oriental, nos habló de forma similar: “Siempre vamos a apoyar las causas sociales más cuando van en beneficio de la mayoría”.

Previo al primer día de las marchas, tanto Barón Rojo como Frente Radical tuvieron una reunión con los miembros del Comité del Paro en Cali para cuadrar los puntos para salir a marchar. Allí acordaron que no habría violencia en la movilización.

“La situación política no nos es ajena, no es ajena al fútbol y nosotros como hinchas del fútbol la vivimos”, nos dijo un integrante de Barricada Antifascista, un grupo que apoya al América y que, según un académico experto en barrismo en Cali, es una barra con corte político.

Aunque hicieron el llamado (no obligatorio) a las casi ocho mil personas que conforman esas barras en cada equipo para ir al paro, en las movilizaciones no estuvieron poco más de unos cientos.

Esto se explica porque probablemente muchos fueron con otros grupos, como de estudiantes o con sus familias. O simplemente no marcharon.

Finalmente los que llegaron se concentraron el 21N en el Centro Administrativo de Cali, el punto de reunión de casi 20 mil manifestantes. El primero en llegar fue Barón Rojo y luego llegó Frente Radical Verde y ahí se unieron en cánticos y banderazos (ondear banderas de sus equipos) como en un partido de fútbol.

Debido a la rivalidad local, entre los demás manifestantes el ambiente era tenso, según nos dijo una de las personas que marchó ese día. Como las dos barras estaban tan cerca, era posible una pelea.

Pero la cosa no fue así: ambas barras estaban pensando en manifestar sus inconformidades con el Gobierno y no en pelear con el otro por llevar una camisa diferente.

Hasta que la Policía señaló a “hinchas del Cali y del América” de participar en los saqueos y bloqueos que generaron el primer toque de queda en la ciudad en 40 años.

No obstante, una alta fuente de la Alcaldía de Cali nos negó que hubiera indicios de que las barras estuvieran actuando de forma organizada en una ‘operación avispa’ para generar caos en la ciudad.

Esa fuente nos dijo que hubo vándalos con camisetas de fútbol, pero quien tenga una camiseta no necesariamente hace parte de las barras de los equipos.

“Si habían vándalos con la camisa del Cali no quiere decir que haga parte de nosotros. Debe ser un tema particular y no se debe generalizar”, nos dijo un marchante de la barra Frente Radical Verde.

Barón Rojo incluso sacó un comunicado para negar lo que dijo la Policía.

Pese a los señalamientos se siguen manifestando. En la noche del 27N los del América hicieron un ‘banderazo’ por Dilan Cruz y por otros hinchas que murieron en marchas pasadas.

De ambas barras nos dijeron que anoche, para el partido contra Santafe y Alianza Petrolera -respectivamente- ni a los del América ni el Cali les dejaron entrar trapos (pancartas en tela) en apoyo al Paro. “Dicen que se reservan el derecho de admisión”, nos dijo uno del Frente Radical.

Eso no impidió que anoche en el Pascual Guerrero (Palmaseca estaba casi vacío) se escucharon cánticos del Paro.

Y la semana pasada en El Campín de Bogotá, hubo pancartas alusivas y cánticos de la barra de Santafe.

Los líderes de las barras de americanos y caleños nos dijeron que seguirán asistiendo al Paro, una de las pocas causas que está moviendo por ahora a las barras, además del fútbol.

Tomado de La Silla Vacía