Luego de valorar las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la Nación durante la etapa de juicio, el Juzgado Penal del Circuito de Andes, Antioquia, sentenció a 37 años y 4 meses de prisión a Carlos Enrique de Jesús Zea Blandón, como responsable del homicidio de una menor de 14 años de edad que fue abusada sexualmente y luego empalada.

Los hechos investigados ocurrieron el 20 de agosto de 2014 en zona urbana de la mencionada población del Suroeste antioqueño, donde las autoridades hallaron el cadáver semidesnudo de la víctima con signos de violencia y abuso sexual.

En el lugar del crimen la policía judicial recuperó una billetera con la fotocopia de la cédula de ciudadanía del condenado.

Amigos y familiares de la menor declararon a la Fiscalia que Zea Blandón la acechaba con frecuencia y le hacía propuestas sexuales que siempre fueron rechazadas.

El agresor fue capturado el 26 de agosto de 2016 en el parque de Itagüí, Antioquia, por servidores del CTI con el apoyo del Gaula Militar de Oriente, cuando trataba de abandonar la población.

El procesado fue condenado por los punibles de acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir y homicidio agravado. Los peritos forenses dictaminaron que la menor falleció por asfixia mecánica

En febrero de 2003, Zea Blandón, de 50 años de edad, fue sentenciado a 15 años de prisión por la muerte de una mujer en el municipio antioqueño de Yarumal. En la actualidad presenta anotaciones judiciales por extorsión, hurto calificado y agravado, tráfico de estupefacientes y violencia intrafamiliar.