Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías envió a la cárcel a Pastor Gómez Vaca, de 34 años, quien aceptó cargos por el delito de feminicidio agravado de la menor de 12 años de edad, Angie Lorena Nieto, ocurrido el 31 de diciembre último en el municipio de Cabuyaro, en el departamento del Meta.

Gómez Vaca se allanó a los cargos imputados por el ente acusador y que refieren delitos como feminicidio agravado y acceso carnal violento en menor de 14 años. Una de las pruebas que la Fiscalía descubrió fue el concepteo médico forense de Medicina Legal, que indica que la menor fue abusada sexualmente y sufrió un trauma craneoencefálico.

Al salir de la audiencia, y antes de ser trasladado a un centro carcelario, Gómez Vaca habría pedido que por favor le cuidaran a sus hijos.

El confeso criminal era empleado de una empresa petrolera y vivía en la vereda Hijoa, en Barranca de Upía. El día de los hechos, 31 de diciembre, Gómez Vaca se movilizaba en una motocicleta y pidió a la menor que lo acompañara mientras compraba unos tamales para la fiesta de fin de año.

El cadáver de la niña fue hallado en una bolsa de plástico y envuelto en sábanas en la vía que conduce de la vereda La Embajada, en el municipio de Cabuyaro, al municipio de Barranca de Upía, en el Meta.