Perú celebra 200 años del desembarco de Paracas, clave para su independencia

En la imagen un registro del presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien dijo que "necesitamos hoy una nueva declaración de independencia para la nación y para nuestras propias vías contra la corrupción, que carcome las bases del Estado". EFE/Ernesto Arias/Archivo
Compartir:

Lima, 8 septiembre.– Perú conmemoró este martes los 200 años del desembarco en sus costas de la expedición libertadora liderada por el general argentino José de San Martín, que dio inicio a la última etapa de la guerra de independencia de Perú que culminó con el fin de la presencia colonial española en Suramérica.

La celebración se llevó a cabo en la misma bahía de Paracas, a unos 250 kilómetros al sur de Lima, donde hace dos siglos arribó procedente de Valparaíso (Chile) la expedición formada por unos 4.000 hombres entre argentinos, chilenos y peruanos.

En el acto, encabezado por el presidente de Perú, Martín Vizcarra, se desvelaron sendos bustos en honor del militar chileno Bernardo O’Higgins y del mariscal peruano-argentino Toribio de Luzuriaga, así como de la placa del bicentenario en la Plaza del Desembarco, dentro del municipio de Paracas.

Las autoridades también presentaron una maqueta de la casa de estilo colonial donde San Martín estableció su estado mayor tras tomar tierra y trasladarse hasta la cercana ciudad de Pisco junto a un escuadrón de caballería y una compañía de infantería.

Durante la ceremonia, en la bahía estaban fondeados varias embarcaciones de la Armada peruana, entre ellos el Unión, el mayor buque de escuela de Latinoamérica, con sus 116 metros de eslora.

CELEBRACIÓN MARCADA POR LA COVID-19

La celebración estuvo marcada por el distanciamiento social, entre otras medidas de seguridad tomadas en medio de la pandemia de la COVID-19, que tiene actualmente a Perú como el primer país del mundo en mortalidad relativa al registrar casi 30.000 fallecidos y el quinto en casos confirmados al acumular más de 691.000 contagios.

En su discurso, Vizcarra reconoció que, desde hace seis meses, el mundo enfrenta “la peor crisis sanitaria de todos los tiempos”, y que en el caso de Perú se suma a la distintas crisis políticas y de corrupción que han sacudido al país en los dos años y medio que lleva al frente de la jefatura del Estado.

“Muchas cosas han ocurrido en tan corto periodo de tiempo. Estas crisis sucesivas han probado nuestra resistencia, fortalecido nuestra determinación y reafirmado nuestra fe en el Perú y en las inmensas posibilidades que tenemos por delante”, apuntó Vizcarra.

“El Perú no acaba con la pandemia, va a trascender a esta crisis. El llamado que hoy les hago es para salir de esta coyuntura más fuertes, solidarios y humanos”, agregó.

MOMENTO DE UNIDAD

El mandatario peruano abogó por la “renovación y unidad” para hacer frente a la crisis actual, y a luchar juntos contra el coronavirus “con el mismo empeño y coraje como mostraron los fundadores de la República”.

“Necesitamos hoy una nueva declaración de independencia para la nación y para nuestra propias vías contra la corrupción, que carcome las bases del Estado; de la pobreza, que condena la vida de nuestros ciudadanos; y contra del subdesarrollo, las disputas mezquinas y la intolerancia”, apostilló Vizcarra.

El presidente peruano deseó llegar al 28 de julio de 2021, fecha que culminará su mandato y se celebrarán los 200 años de la independencia, “como un país que afianza su identidad, que se reconoce diverso y que, luego de la crisis, siente las bases para un desarrollo democrático, inclusivo, integrador y con equidad”.

PRÓXIMOS HITOS DE LA INDEPENDENCIA

Tras el desembarco del ejército emancipador en Paracas el 8 de septiembre de 1820, San Martín inició la campaña bélica por el territorio peruano cuyos principales hitos también serán conmemorados en los próximos meses.

En noviembre declaró por primera vez la independencia de Perú en Huaura, al norte de Lima, y el 28 de julio de 1821 lo volvió a hacer en la Plaza Mayor de Lima una vez que había tomado control de la capital.

No obstante, la resistencia española no cesó hasta 1824 con las batallas clave de Junín y Ayacucho, al mando de los libertadores Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, respectivamente.

EFE

Compartir:
Total
0
Shares