El secretario de Movilidad de Cali William Camargo, señaló que la finalidad de esta infraestructura es salvar vidas.

Aumentan los reclamos y comentarios negativos por parte de los caleños tras la instalación de bolardos y tachas amarillas en la Avenida 5 Norte con Calle 22, en el barrio Versalles, en el norte de Cali.

Los ciudadanos manifiestan que no entienden la finalidad de los mismos, por lo que califican “innecesaria” su instalación.

“Una calle bien congestionada, cierran un carril y fuera de eso no controlan el mal parqueo”; “por eso se están formando unos trancones increíbles”; “no tiene ningún oficio. Uno que ya es mayor de edad, tropezarse con eso e irse al suelo, lo atropella un carro”, manifestaron algunos conductores y transeúntes del sector.

Tras el descontento por parte de los conductores de vehículos y motociclistas por la reducción del carril a dos vías y la congestión en horas pico, el Secretario de Movilidad de Cali, William Camargo, aclaró que la finalidad de esta infraestructura es salvar vidas.

“La intención no es reducir a un carril, estamos generando una reducción en uno de los carriles de los tres que tenía la zona; esta no es una vía que esté manejando 1.800, 2000 vehículos, es una zona residencial” aseguró Camargo.

Agregó también que “estas medidas buscan justamente pacificar una zona de alta confluencia de peatones y vehículos”.

Es de recordar que este sector ha tenido un total de 40 siniestros viales y a su vez ha dejado lesionados, además de 18 conflictos entre vehículos y la gran afluencia de peatones, quienes reciben servicios médicos en la zona y se les complicaba  transitar 3 carriles de acceso.

Por su parte, en lo que va corrido del año, Cali ha disminuido en 27 las víctimas de siniestros fatales.

Fuente: 90 Minutos