En desarrollo de la operación Antílope, cuyo objetivo es desarticular los grupos delincuenciales Altavista y los Chivos, que delinquen en la comuna 16 y el corregimiento Altavista, en el suroccidente de Medellín, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, en coordinación con la Fiscalía y el apoyo de la Alcaldía de Medellín, realizó en las últimas horas 41 diligencias de allanamientos que permitieron la captura de 15 personas y la incautación de un revólver y tres celulares.

Tras 10 meses de investigación, unidades de la Sijín lograron la judicialización y captura de 13 integrantes de los grupos delincuenciales Altavista y los Chivos, quienes venían afectando a los ciudadanos que residen en el suroccidente de Medellín con delitos como el desplazamiento forzado, venta y tráfico de sustancias estupefacientes, cobro de extorsión al sector comercio, homicidios y lesiones personales.

El proceso de investigación permite dar mayor tranquilidad a los habitantes de la comuna 16 de Medellín, donde los hoy capturados ejecutaban acciones delincuenciales, las cuales fueron identificadas en un proceso de investigación por 10 meses, y permitieron recolectar una serie de material probatorio con el cual finalmente se logró que fueran libradas las órdenes de captura contra los integrantes de los grupos delincuenciales los Chivos y Altavista por los delitos de concierto para delinquir agravado, con fines de extorsión, tráfico de estupefacientes y desplazamiento forzado.

Se destacan las capturas de quienes son conocidos como alias el Burro, de 35 años de edad, y alias Gemun, de 21 años, cabecillas de los grupos de delincuencia común organizada los Chivos y Altavista, respectivamente.
Cuatro coordinares, dos de los Chivos, alias Mellizo y alias Calocho, de 42 años ambos, y dos más de Altavista, conocidos con los alias de Veneno y Seven Up. Además de los integrantes de los Chivos, quienes se hacen llamar alias Tío perro o Lágrimas, alias el Ojón, alias Chucky, alias el Chino o chiney, alias Lora, alias Cuba, alias José o el Loco y alias Pola, con edades entre 17 y 48 años de edad.

En centros carcelarios fueron notificados por los mismos delitos alias Rafael o Rafita, alias Camilo, alias Valija, alias Katty o Cejas y alias Topo Kasandra, con edades entre los 18 y 25 años de edad.

Un hombre de 36 años de edad fue capturado en los procedimientos de Policía por el delito de porte ilegal de armas de fuego luego de encontrársele un revólver, con 6 cartuchos calibre 38 milímetros. También les fueron hallados a los demás integrantes un total de 3 celulares.

Alias el Burro, con 10 años de trayectoria criminal actualmente tenía medida de aseguramiento domiciliaria en el barrio El Picacho de Medellín y fue capturado en el municipio de Itagüí. Registra antecedentes por los delitos de tráfico de estupefacientes, secuestro y porte de armas de fuego y quedó como único cabecilla principal de este grupo delincuencial, después de la captura quien era conocido como alias Chatán en el mes de junio del presente del año.

Los cabecillas capturados lideraban las rentas criminales a través de la venta de estupefacientes, en seis importantes plazas de vicio ubicadas en los sectores conocidos como Buenavista, Los Chivos, La Mano de Dios y La Lágrima, con una venta promedio de 27.000 dosis que representan para la organización criminal la suma mensual de $54.000.000. Además de $60.000.000 mensuales producto de extorsiones a los sectores transporte público e informal, transporte de víveres, canteras y comercio.

Alias Gemun registra antecedentes por los delitos de hurto, receptación, porte ilegal de armas de fuego y tráfico de estupefacientes. Los capturados fueron dejados a buen recaudo de la autoridad judicial competente, junto con el arma de fuego y los tres celulares.