Policía arremetió contra combos la Marina, Barrios Unidos, la Banca y la Milagrosa

Unidades de la Sijín de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y el apoyo de la Alcaldía de Medellín, luego de una serie de procesos investigativos logró asestar tres operaciones contra la delincuencia en comunas del oriente de Medellín, que dejaron como resultado las capturas de 18 personas y las incautaciones de armas de fuego de largo y corto alcance, munición, sustancias estupefacientes, motocicletas y celulares.

Uno de los operativos más contundentes se realizó luego de la ejecución de cinco diligencias de allanamiento y registro en los barrios La Milagrosa, El Salvador y San Diego del centro oriente de Medellín, en inmuebles que eran utilizados para el almacenamiento de armas de fuego y de sustancias estupefacientes.

Los investigadores encontraron en un estuche para guitarra dos armas de fuego de largo alcance: un fusil M4 calibre 5.56 milímetros y una carabina calibre 22 milímetros.

Asimismo, fueron hallados en diferentes puntos de las viviendas tres revólveres, 204 cartuchos de diferentes calibres, un supresor de sonido para arma calibre 9 milímetros, 02 cargadores para fusil calibre 5.56 milímetros, 02 cargadores para carabina calibre 22 milímetros, 13.677 gramos de marihuana y 26,4 gramos de cocaína.

Según las investigaciones las viviendas allanadas servían a los integrantes del grupo de delincuencia común organizada la Milagrosa, la cual está alineada a la organización delincuencial integrada al narcotráfico Odín Caicedo para dosificar y expender sustancias estupefacientes, así como para planear diferentes actividades delincuenciales, lideradas por alias Colmillo.

Este sujeto, producto del tráfico de estupefacientes, obtiene rentas criminales diariamente por más de 10 millones de pesos, con las cuales venían afectando los entornos de la institución educativa La Milagrosa y el parque Ávila.

Contra la Marina

En otra operación, denominada “Chronos” se lograron las capturas de nueve integrantes del grupo de delincuencia común organizada la Marina, la cual está subordinada a la organización delincuencial integrada al narcotráfico Odín la Terraza.

Los integrantes de este grupo delincuencial se dedican principalmente a la comisión de delitos como: la extorsión, homicidios selectivos, el tráfico de estupefacientes y desplazamientos forzados.

Mediante órdenes de captura expedidas contra todos sus integrantes fueron capturados nueve sujetos precisamente cuando estaban en medio de una reunión. Dentro de los capturados se encuentran su cabecilla alias el Gato, sus dos coordinadores alias Dixon y alias Pechuga, y otros integrantes: alias Lorenzo, alias Visajes, alias Pimpón, alias Chili, alias Piña y alias Peludo. Todos solicitados por el delito de concierto para delinquir. Se les halló un arma de fuego.

Alias el Gato, según las investigaciones, lleva delinquiendo 15 años aproximadamente, registra antecedentes por los delitos de homicidio en grado de tentativa con porte de armas de fuego o municiones y concierto para delinquir. Producto del tráfico de estupefacientes en dos plazas de vicio ubicadas en los sectores conocidos como La Marina y El Treintazo, con una venta promedio de 7.000 dosis, percibían rentas criminales por 100 millones de pesos mensuales.

Cayó la Banca de San Pablo

Una operación realizada contra el grupo delincuencial común organizado la Banca II, alineada a la organización delincuencial integrada al narcotráfico San Pablo, permitió la captura de nueve de sus integrantes mediante ocho diligencias de allanamiento y registro, sujetos según la investigación dedicados al hurto y comercialización de motocicletas.

Entre las personas judicializadas por los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas de fuego, receptación y hurto calificado y agravado, está su cabecilla, alias el Gordo Alejo, además los reducidores, alias Brayano, alias Negrichi, alias Peluca y una mujer, alias Tere.

Igualmente los asaltantes a mano armada y encargados de halado conocidos como alias Chiki, alias Toto, alias Cirilo y alias Culo. Se les incautaron 3 motocicletas y un arma de fuego ilegal.

Las zonas más afectadas por este grupo delincuencial con el hurto de motocicletas eran Laureles, Belén, Boston, Robledo, Candelaria y el corregimiento de San Antonio de Prado de Medellín. Además de despojar a sus víctimas de las motos les hurtaban celulares, dinero y joyas. Las motocicletas eran llevadas a los barrios El Jardín y Barrios Unidos, donde las ocultaban y despiezaban.

Dentro del material probatorio se tienen videos del momento de algunos de los hurtos cometidos por estos delincuentes, además audios donde realizan las negociaciones de las motocicletas hurtadas.

Total
2
Shares
Previous Post

Trabajador de oficios varios, enviado a la cárcel por homicidio de su compañero sentimental

Next Post

Ejército y CTI capturaron a seis personas que ofrecían subsidios a víctimas, suplantando a la ONU

Related Posts