En el barrio Los Ángeles, del municipio de Anorí, Nordeste antioqueño, fue asesinado el patrullero Yeison Agudelo Hernández, de 31 años de edad. El uniformado, oriundo de Sopetrán y quien estaba adscrito al CAI los Naranjos, de Armenia, departamento del Quindío, fue a visitar a sus padres, que residen en Anorí.

El hecho ocurrió este jueves 15 de agosto en horas de la noche, cuando sujetos armados tocaron a la puerta de la casa de sus padres y una vez abierta ingresaron y le dispararon al agente.

Mal herido fue trasladado a un centro médico, a eso de las 8:30 p.m., pero los esfuerzos por salvarle la vida fueron inútiles debido a la gravedad de sus heridas.

El Departamento de Policía Antioquia indicó que están investigando el caso y que ya se tienen indicios sobre los probables autores del ataque. El hermano de la víctima trabaja para la alcaldía local.

Como se recordará, en enero pasado fue lanzada una granada a la estación de Policía de este municipio, hecho que dejó una camioneta destruida. No hubo víctimas humanas.