Con nuevas plataformas tecnológicas, la Policía, además de revisar antecedentes judiciales, verificará también el IMEI de cada teléfono celular.

A través de este medio se busca frenar el hurto de celulares en Cali, verificando con el código si el equipo es robado.

La persona sorprendida con un equipo robado puede ir a la cárcel o tener una anotación en su pasado judicial.

1.489 celulares han sido incautados en Cali, en lo que va de 2019.