La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento intramuros en contra de Julio César Álvarez Manco, alias el Vigilante, Elsy del Socorro Buesaquillo Bonilla y Víctor Alfonso Hernández Caicedo, alias Víctor Conga, como presuntos responsables de doble homicidio agravado, doble secuestro simple agravado y concierto para delinquir agravado.

Los hechos investigados ocurrieron el 12 de enero de 2016, cuando Nilson Alberto Ayala, de 22 años de edad, y su amigo Jhan Carlo Murillo Pinto, de 20 años, fueron sacados con engaños del casco urbano del municipio de Apartadó (Antioquia) y conducidos hasta la vereda Salsipuedes, donde les dieron muerte con arma blanca.

Un menor de edad que sobrevivió declaró a las autoridades que las víctimas fueron señaladas de participar en un hurto cometido en diciembre de 2015, en el municipio de Puerto Wilches ( Santander). Los investigadores hallaron en los celulares de los detenidos las fotos de las víctimas, cuando estaban con vida y después del homicidio.

Álvarez Manco, Buesaquillo Bonilla y Hernández Caicedo, presuntos integrantes del llamado Clan del Golfo, no se allanaron a los cargos que les imputó un fiscal especializado de la Dirección Nacional contra el Crimen Organizado.

En los próximos días serán vinculados a la investigación Luis Eduardo Ortiz Tuberquia, alias el Indio, supuesto jefe de sicarios, Javier Alfonso Tapia Sepúlveda, alias Chuiquito Mal, y Jhonatan García Sevilla, alias Kevin, quienes están privados de la libertad por otros procesos judiciales.