Una investigación que duró 11 meses permitió la captura de cinco integrantes del grupo delincuencial común organizado la Raya, que delinque en los municipios de Itagüí y Medellín.

Delitos como la extorsión, homicidios selectivos, tráfico de estupefacientes y desplazamiento forzado, venían siendo ejecutados por los integrantes del grupo delincuencial la Raya en la comuna 15 de Medellín y la comuna 4 de Itagüí, pero que con este proceso de investigación se logró contrarrestar este accionar delincuencial de sus integrantes.

Mediante la ejecución de cinco (5) diligencias de allanamiento y registro se logró hacer efectivas las órdenes de captura contra los coordinadores conocidos en el mundo criminal como alias Eduardo o alias Colada, alias Pomponio, Alias Brayan o alias Macal, de 56, 31 y 19 años de edad respectivamente.

Además, en centro carcelario fueron notificados su cabecilla alias Mono Pepe, de 49 años de edad, y el integrante alias Zorrito, de 24 años de edad, judicializados por los delitos de concierto para delinquir agravado, tentativa de homicidio agravado y desplazamiento forzado.

Según las investigaciones este grupo delincuencial sostiene una confrontación directa desde el año 2011 con el grupo delincuencial común organizado San Rafael, en los barrios y sectores conocidos como San Rafael, El Bolo Arriba, La Colinita, Planeco, Belencito y La Raya, por el dominio territorial para la venta de estupefacientes y el cobro de extorsión, la cual ha dejado 16 muertes violentas y aproximadamente 24 lesionados en los últimos dos años.

Así mismo la estructura criminal denominada la Raya es un clan familiar al mando de los hermanos Ríos López, conocidos como alias Tuto, alias Burro, alias Colada y alias Mono Pepe. De igual manera tendrían a sus hijos como coordinadores de dicha estructura criminal.