Por un periodismo valiente e imparcial: Día Mundial de la Libertad de Prensa

Entre amenazas, censura, desapariciones y exilio, ejercen su labor los comunicadores y periodistas del mundo. Una profesión que ha marcado grandes hitos dentro de lo que ocurre en las esferas políticas, sociales y económicas. Ha trascendido con sus letras, su dinamismo, espontaneidad y con la rigurosidad de informar de manera amplia, certera e intentando llegar a los rincones de cada territorio siendo canal de comunicación, información, denuncias y alertas sobre lo que acontece.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, como un día que permite destacar anualmente los principios y derechos fundamentales de la libertad de prensa, evaluar la situación de los periodistas a nivel mundial, defender los medios de comunicación y su independencia y rendir homenaje a los periodistas que han perdido la vida en el cumplimiento de su deber.

En Colombia este derecho fundamental está establecido en el artículo 20 de la Constitución Política de 1991 en el que se estipula, se debe garantizar a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial. Lo anterior, como elemento central del Estado de derecho, participación ciudadana y política y la no censura en el ejercicio de la labor.

“El periodista en Colombia sabe más de lo que dice y debería contar más de lo que calla”, aseguró Pedro Vaca, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Sin embargo, según la FLIP, durante los últimos tres años fueron amenazados 583 periodistas en Colombia por realizar su labor, duplicando la cifra de 2014 a 2016 que fue de 257. Las zonas del país que han sido más difíciles para el ejercicio de la prensa, son Caloto, Corinto y Miranda en el Cauca; Llorente y la zona fronteriza con Ecuador en el Pacífico; y varios puntos que empiezan en Arauquita y terminan en Puerto Asís, en Putumayo. Esto, tras las disputas de grupos al margen de la ley.

Es de destacar, que no solo en épocas de violencia la labor de la prensa se ha visto afectada. En este tiempo de pandemia por el COVID 19, los periodistas y comunicadores también han sido retenidos, investigados y desde algunos Estados han sido sometidos a seguimientos informáticos. A pesar de lo anterior, en este periodo de emergencia de salud pública, la prensa cumple una función crucial y fundamental, informando y monitoreando respuesta de algunas autoridades frente a las políticas públicas, decisiones y manejo de la protección a toda una población.

“Es chocante en tal contexto, que los periodistas estén siendo atacados, detenidos, acusados de crímenes, e incluso desaparecidos por su labor informativa sobre la pandemia. Estos son ataques contra la libertad de prensa y ataques contra el derecho del público a estar informados”, aseguró Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en el marco de esta conmemoración.

Por último, resaltar que, a través de la información, los medios de comunicación privados, públicos e independientes transforman sociedades, aportan a la democracia y garantizan un canal de comunicación para que la voz de las regiones sea escuchada y transmitida.

Tomado de Radio Nacional

Total
4
Shares
Previous Post

Cancillería rechaza palabras del “régimen de Maduro” sobre supuesto ataque a Venezuela

Next Post

Más de 130 mil subsidios de desempleo serán entregados en los próximos días: MinTrabajo

Related Posts