El presidente Iván Duque aseguró este sábado 25 de mayo, desde Valledupar, donde sancionó el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, que este plan “está diseñado para unir a Colombia”.

Agregó que “nuestro país no puede perder el optimismo, porque este es un país de optimistas, de personas resilientes y trabajadoras”, y enfatizó que el plan “no es promesero, sino que va de la mano con las metas fiscales de Colombia”.

Duque manifestó que “aquí hay un Plan de Desarrollo que está en el corazón, que está en la cabeza, que está en la conciencia del Presidente de Colombia, y que quiere que todos los colombianos se apropien de él como esa herramienta para transformar a Colombia”.

“Lo que yo espero es que, en el año 2022, cuando esté terminando nuestro Gobierno, todos los colombianos que ayudaron a construir nuestro programa, con los talleres Construyendo País, puedan sentir que aquí se cumplió con lo que queríamos”, anotó.

En su intervención, el Presidente dijo que “cuando nosotros hablamos de un pacto, es un pacto entre todos los colombianos, porque la agenda de desarrollo de un país no puede estar ni cautiva ni alejada por unos pocos”.

“¿Por qué pacto? Porque el pacto implica lo que cada uno de nosotros debe hacer para alcanzar los objetivos. Los pactos no se hacen solamente entre el Gobierno o entre el sector privado o entre la dirigencia social y comunitaria. Los pactos los construimos todos”, aseguró, al reiterar que “aquí estamos todos jalonando para un mismo objetivo, y es para sacar a Colombia adelante, para que este país crezca y tenga grandes transformaciones”.

El Mandatario explicó que “la Equidad significa oportunidades; la equidad significa cerrar las brechas; la equidad significa que, en todos los rincones de Colombia, podamos llegarles a los más vulnerables para que puedan encontrar un camino de esperanza. Ese es el sentido llamar a este pacto ‘Pacto por la Equidad’, querida comunidad”.

Comentó que el Plan nació del diálogo social con las regiones, donde se realizaron talleres en todo el país, donde “participaron miles de ciudadanos, se integró el Consejo Nacional de Planeación para que aportara sus ideas, se abrió una plataforma virtual con cientos de miles de ciudadanos visitando y conociendo al anteproyecto, y recibimos más de 25 mil propuestas que llegaron a través de las plataformas virtuales”.

“Eso nos permitió presentar un plan al Congreso, y él también lo enriqueció con sus ideas y con sus propuestas. De manera que este plan no es el plan de un Presidente, sino que es el plan construido colectivamente por un país que, en esto, obra con el tricolor nacional amarillo, azul y rojo, como símbolo de la unidad de nuestro país”, dijo.

Explicó que la hoja de ruta del Gobierno “tiene condiciones especiales: este plan tiene capítulos regionales, este plan tiene un capítulo destinado a la equidad de la mujer, al liderazgo de la mujer colombiana”.

También recordó que el Plan es pionero, en la historia del país, al vincular un capítulo dedicado a la población con discapacidad, “porque queremos que los colombianos que tienen esa condición especial, sean colombianos con un camino de oportunidades, y que puedan ver, transversalmente, en todos los sectores, ese acompañamiento del Estado”.

Así mismo, destacó el capítulo destinado a los océanos y los mares, así como el capítulo dedicado a las comunidades indígenas y a los pueblos afrocolombianos, en el marco del Bicentenario.

“Es decir, este es un Plan de Desarrollo incluyente, donde ni un solo colombiano se queda atrás. Es un plan comprensivo y un plan que tiene objetivos concretos”, recalcó.

Pactos regionales
Uno de grandes logros en el Plan Nacional de Desarrollo es el aumento de los recursos para las inversiones en las regiones en el próximo cuatrienio, que alcanzan los 851,9 billones de pesos, lo que representa el 77,7 por ciento del valor total del ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’.

La región Pacífico, conformada por los departamentos del Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca, tendrá 123,7 billones de pesos, lo que representa un crecimiento del 36,3 por ciento frente al cuatrienio anterior.

Para el Eje Cafetero y Antioquia hay inversiones por 136,6 billones de pesos, distribuidos entre Caldas, Quindío, Risaralda y Antioquia. Esa cifra equivale a un aumento del 38,7 por ciento en el lapso mencionado.

En la región Caribe están previstas inversiones en los próximos 4 años por 182,8 billones de pesos, dirigidos a Atlántico, Magdalena, Bolívar, Córdoba, Sucre, Cesar y La Guajira, lo que significa un aumento del 32,3 por ciento frente al periodo citado.

La región Central (Boyacá, Cundinamarca, Tolima, Huila y el Distrito Capital de Bogotá), tendrá inversiones por 235,2 billones de pesos, es decir, un aumento del 34 por ciento.

Los Santanderes tienen previstas en el Plan de Desarrollo inversiones por 62 billones de pesos, que representan un incremento del 18,5 por ciento.

La región Llanos y Orinoquía, de la que hacen parte los departamentos de Arauca, Casanare, Meta y Vichada, tendrá recursos por 70,4 billones de pesos, 41,1 por ciento más que en el cuatrienio anterior.

La Amazonía, conformada por Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo y Vaupés, tendrá 34,5 billones de pesos, un aumento del 68,1 por ciento.

En la región Seaflower, integrada por el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, están previstas inversiones por 3,5 billones de pesos, un aumento de 23,5 por ciento.

Por primera vez, un Plan Nacional de Desarrollo incluye a los océanos como una región propia del territorio colombiano. Esto significa reconocer, de forma integral, el potencial estratégico y de desarrollo que tienen las áreas oceánicas en el Atlántico y en el Pacífico.

Esta región dispondrá de recursos por 3,2 billones de pesos, para garantizar la seguridad integral marítima, desarrollar un marco estratégico marítimo y fluvial del Estado, y mejorar la gobernanza marino-costera y fluvial.

Las metas
El Presidente Duque resaltó que el Plan tiene más de 540 metas, “que vamos a ir siguiendo minuciosamente”, y “tenemos en este plan una agenda concreta para responderle a Colombia”, sustentó.

Se refirió a la legalidad, sobre la cual dijo: “Este país necesita sacudirse de la criminalidad, del narcotráfico, de los cultivos ilícitos, del microtráfico, que lleva a que la juventud se pierda, porque hay unos jíbaros que quieren invadir los espacios comunitarios”.

También habló de la lucha contra la criminalidad, al asegurar que su Gobierno busca, “para el 7 de agosto del 2022, entregarle a este país la menor tasa de homicidios en 30 años, y lo vamos a hacer porque estamos comprometidos con la Fuerza Pública y con el empeño comunitario, en la Red de Participación Cívica”.

Sobre el emprendimiento, dijo que es una herramienta clave para “la transformación social” y comentó que el Plan “se propone sacar adelante iniciativas para que los pequeños emprendedores puedan progresar y que tengan cero impuesto de renta durante los primeros siete años de su existencia”, además de recalcar que la hoja de ruta “se propone llevar a Colombia a un crecimiento superior al 4,5 y al 5 por ciento”.

“Este Plan de Desarrollo en materia de emprendimiento, quiere tener más de 6 mil empresas acompañadas por el programa de Fábricas de Productividad. Este Plan de Desarrollo se propone, también, que nosotros le demos a la Economía Naranja, a las industrias creativas, el empuje que se merece”, explicó.

Se refirió, además, a las energías renovables, al indicar que el país tiene “una oportunidad de oro, pasando de menos de 50 megas a más de 1.500 megas de energías renovables no convencionales”.

Así mismo, habló de la apuesta por la ciencia y la tecnología. “Nuestra meta es llevar a que la inversión en ciencia y tecnología supere el 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto, algo que necesitamos para estar alcanzando la tan anhelada competitividad”, dijo.

Metas sociales
Entre las metas que se incluyeron en el Plan está sacar a 1,5 millones de personas de la pobreza extrema y a 2,9 millones de colombianos de la pobreza, así como expandir la clase media colombiana.

En esa dirección, una de las principales metas es aumentar la productividad (del 0,65 al 1,1 por ciento) para que el país pueda crecer a tasas por encima del 4,5 por ciento a partir del 2022, lo que permitirá continuar la lucha para reducir la pobreza y las desigualdades.

En la distribución de inversiones prioritarias del PND prevalece la destinación de más de 216,8 billones de pesos para educación, y 157,8 billones de pesos para salud y protección social.

Así mismo, a Minas y Energía, 122,5 billones de pesos; Transporte, 108,2 billones; Vivienda, Ciudad y Territorio, 67,6 billones; Emprendimiento y Economía Naranja, 67,8 billones; Inclusión Social y Reconciliación, 46,8 billones; Agricultura y Desarrollo Rural, 23,2 billones; Trabajo, 21,4 billones; Ambiente y Desarrollo Sostenible, 9,7 billones, y otros sectores 158,1 billones.

El Plan contempla beneficios económicos y sociales para la población más vulnerable del país y se mantienen los subsidios de energía para los estratos 1, 2 y 3.

De la misma manera, está la meta de crear 1,6 millones de empleos y reducir la tasa de desocupación al 7,9 por ciento, la más baja desde los años 90. La inversión social contemplada en el Plan permitirá llegar a 2 millones de niños con educación inicial, lo que significa un incremento del 67 por ciento.

El número de niños que se beneficiarán del Programa de Alimentación Escolar (PAE) pasará de 5,3 millones a 7 millones entre 2018 y 2022. Simultáneamente, se duplicarán los estudiantes en jornada única en colegios oficiales, al pasar de 900 mil a 1,8 millones.

Así mismo, se multiplicará por cuatro el Programa Jóvenes en Acción, para alcanzar los 500 mil cupos.

En el Pacto por el Emprendimiento, uno de los tres ejes estructurales de la hoja de ruta del Gobierno, las metas en el sector del agro le apuntan a prestar asistencia técnica a 550 mil productores, y a otros 300 mil con el programa Agricultura por Contrato.

También se busca elevar -para el 2022- del 20 al 60 por ciento la actualización de la base catastral, y duplicar la velocidad de titulación de predios.

Otros objetivos son dinamizar los sectores de Economía Naranja para alcanzar un crecimiento real que permita pasar del 2,9 al 5,1 por ciento en cuatro años; duplicar la inversión pública y privada en ciencia y tecnología para llegar a 1,5 por ciento del PIB, y conectar al 70 por ciento de los hogares a internet.

Equidad
Al tratar el tema de la Equidad, el Presidente sostuvo que para hacer la transformación social del país se busca “sacar 1,9 millones de colombianos de la pobreza extrema; sacar 3,4 millones de colombianos de la pobreza monetaria; lograr pasar de 1 a 2 millones de niños con atención integral para la primera infancia”.

“Lograr que 7 millones de niños tengan la alimentación escolar con todos los micronutrientes, 180 días del año”, anunció, y para los que “están en el bachillerato, que durante los tres últimos años reciban la formación técnica, para que se gradúen con el diploma de bachiller y, en la otra mano, con el diploma de técnico: 600 mil jóvenes queremos tener, al año 2022, con esa importante condición”.

Adicionalmente, el objetivo es “duplicar la jornada única en el país, para que pasemos del 12 al 24 por ciento, y lleguemos a casi dos millones de estudiantes que van al colegio por 7 horas”, así como “tener 334 mil jóvenes, en el año 2022, que vayan de manera gratuita a la universidad pública, perteneciendo a los hogares más vulnerables de nuestro país. Ya empezamos. Este año estarán los primeros 80 mil jóvenes recibiendo esos beneficios”.

En materia de vivienda, enunció que el propósito es que “tengamos 600 mil viviendas mejoradas, con pisos, con baños, con techos, con refuerzos, para mejorar la calidad de vida de los hogares más vulnerables de nuestro país”, y subrayó que “esperamos que muchas familias dejen de ser arrendatarios eternos y se conviertan en propietarios, con ese programa de ‘Semillero de Propietarios’, que este año tendrá los primeros 30 mil hogares haciendo esa transición”.

Conectividad, salud y trabajo
El Jefe de Estado aseguró que la meta “es llegar al 70 por ciento de cobertura de internet, en todo el territorio nacional” y le hizo un llamado al Congreso para que “el complemento a esta iniciativa sea la Ley de las TIC, que necesitamos para llevar el internet de última milla a todos los lugares del territorio nacional y permitir, por esa vía, que más personas tengan una mejor calidad de vida en sus hogares”.

En salud, el Presidente dijo que en el Plan hay un elemento transformador: que “los 922 hospitales públicos tengan unas políticas de excelencia en la gestión hospitalaria, que empecemos a hacer cumplir lo que tanto dijimos a lo largo de la campaña presidencial, y es que las EPS de mala calidad, que abusan del pueblo colombiano, saldrán de servicio y se quedarán las que tengan incorporado el componente de calidad, de la mano con la cobertura y el pago de la UPC (Unidad de Pago por Capitación)”.

En torno al tema de trabajo, manifestó que “este Plan de Desarrollo incorpora el piso mínimo social, una bandera para que los colombianos no se queden por fuera de la cobertura en materia de equidad y de protección para la vejez”, y resaltó el avance para que el “pago al adulto mayor se haga de manera mensual, y que vayamos incrementando los recursos para todos los abuelitos de Colombia”.

Destacó, además, que en el Plan se “esté cuadruplicando el subsidio que se conoce como Jóvenes en Acción, para que tengamos más de 500 mil jóvenes, en el año 2022, recibiendo ese beneficio, de la mano con motivarlos a que estén trabajando o estudiando”.

Con base en lo anterior, el Presidente recalcó que el Plan tiene como premisas “la reactivación de la economía colombiana; tiene como premisa que, en materia de legalidad, hagamos viable en todo el territorio aquella frase que dice que ‘El que la hace la paga’, y, óigase muy bien, en materia de equidad, lo que este Plan se propone es poner primero a los pobres de Colombia, cerrar las brechas, y evitar que la pobreza sea una especie de castillo sin puente levadizo, como lo referenciaba Albert Camus”.

“Este es el Plan de Desarrollo de Colombia, de la Colombia del Bicentenario, de la Colombia que se quiere sacudir del narcotráfico, de la Colombia que se quiere sacudir de la pobreza y de la Colombia que quiere dar los pasos necesarios, para construir un mejor futuro”, concluyó el Presidente de la República.