Presunto “Hijo del Diablo” va a la cárcel por secuestros y extorsión a comerciantes

La estructura criminal Los Hijos del Diablo es la encargada de la venta y distribución de sustancias estupefacientes en la calle Colombia con carrera 70. Además, es la que exige sumas de dinero que oscilan entre los 150.000 y los 400.000 pesos mensuales a los comerciantes de los sectores La Iguaná, El Diamante, El Obelisco, El Estadio y Los Colores, de la zona centroccidental de la capital antioqueña, a cambio de no atentar contra sus vidas o su patrimonio.

Como presunto integrante de la organización criminal Los Hijos del Diablo, dedicada a perpetrar extorsiones y secuestros exprés en la comuna 11, Laureles, el Juzgado 25 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra Jonathan Ospina Serna.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal destacado ante el Gaula de Medellín, esta estructura criminal es la encargada de la venta y distribución de sustancias estupefacientes en la calle Colombia con carrera 70. Además, es la que exige sumas de dinero que oscilan entre los 150.000 y los 400.000 pesos mensuales a los comerciantes de los sectores La Iguaná, El Diamante, El Obelisco, El Estadio y Los Colores, de la zona centroccidental de la capital antioqueña, a cambio de no atentar contra sus vidas o su patrimonio.

Los investigadores del CTI adscritos al Gaula militar establecieron que los grupos de mariachis asentados en la zona, son obligados a pagar 200.000 pesos mensuales para dejarlos trabajar. Se determinó también que hasta los cuidadores de vehículos, denominados los Trapitos rojos, que laboran en las inmediaciones del estadio Atanasio Girardot de Medellín, deben pagar 50.000 pesos cada uno, cuando se presentan grandes eventos como clásicos de fútbol, conciertos o en eventos electorales.

La Fiscalía General de la Nación investiga si Ospina Serna sería el responsable de la extorsión realizada a dos comerciantes a quienes se les exigía una cuota inicial de $1’500.000 y $ 200.000 mensuales para permitirles trabajar. Además, si tendría participación en el secuestro de un mensajero, quien fue enviado a llevar un domicilio al barrio La Iguaná y cuando la víctima llegó a su destino fue llevado a una zona boscosa donde lo amenazaron y amedrentaron para que los jefes pagaran la suma exigida.

El procesado no aceptó los cargos imputados por los delitos de concierto para delinquir agravado, 2 extorsiones agravadas y secuestro simple.

Alcides Antonio Mazo Henao, Dany Esteban Ramírez Castañeda, Juan Esteban Salazar Román, Carlos Andrés Arias Zapata y David Gil de la Pava, capturados en marzo de este año, fueron condenados a penas que oscilan entre los 4 y los 9 años, 6 meses de prisión, por ser también integrantes de la estructura criminal Los Hijos del Diablo, por los delitos de porte ilegal de armas de fuego de defensa personal y tráfico de estupefacientes.

Total
0
Shares
Previous Post

En el municipio de Bello, Antioquia, están en alerta por venta de medicamentos falsificados

Next Post

Tras las rejas médico investigado por presunto abuso sexual de una paciente

Related Posts