Proyectos productivos para más de 500 familias retornadas en Yolombó, Antioquia

Compartir:

Antioquia, 3 de agosto de 2022- Más de 500 familias que sufrieron el conflicto en las veredas de Cachumbal, Maracaibo y el corregimiento de Villanueva en el municipio de Yolombó, se han beneficiado con dotación a los puestos de salud, mejoramiento de escuela, entrega de herramientas e insumos agrícolas, dotación a caseta comunitaria y estrategia psicosocial, todo esto gracias a la implementación de acciones que realiza la Unidad a través del plan de retorno y reubicaciones.

Tras retornar a sus veredas con el fin de recuperar su arraigo en el campo y cambiar el pasado de violencia por un futuro con mejores condiciones de vida, la entidad les entregó 80 porcinos como proyecto productivo, con lo que fortalecen su impulso productivo y garantizan su seguridad alimentaria.

Ruby Giraldo, presidenta de la Junta de Acción Comunal manifestó: “Con alegría recibimos este otro proyecto productivo y mejoramos nuestra calidad de vida. Nos sentimos agradecidos porque hemos podido tener dotaciones tecnológicas para la escuela, las tres placas huellas para poder comercializar nuestros productos de café y plátano; también hemos podido recuperar el tejido social, porque en algún momento la violencia nos alejó los unos de los otros y hoy vivimos en una mejor armonía”.

Esas tierras que vuelven a ser cultivadas fueron abandonadas en la época más cruenta del conflicto armado. “La vereda Maracaibo tenía 480 habitantes y quedaron solo tres personas. Fue una ola de violencia que se tomó a esta zona: por donde quiera que pasaban los grupos armados dejaban solo desolación y muerte”, recuerda la lideresa.

Con satisfacción, los habitantes de estas diez veredas y un corregimiento vislumbran el avance de los planes de retornos y reubicación, que benefician a más de 1.500 personas de este territorio.

Fotos Unidad de Víctimas

Según Luis Humberto Ortega, otro habitante que regresó tras sufrir el desplazamiento forzado, “estas obras mejoran nuestra vida porque el transporte hasta el pueblo demoraba 3 o 4 horas, ahora con las placas huellas nos demoramos una hora y media para llevar nuestros productos. Además, tenemos mejores centros de salud y escuelas para nuestros jóvenes que quieren salir adelante”.

Por su parte, Wilson Córdoba Mena, director territorial de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, explicó que así se “avanza en la recuperación del tejido social en 31 municipios, focalizados con 65 planes de retorno y reubicación para que las víctimas que regresaron permanezcan en sus tierras con mejores condiciones de vida y vuelvan a ser autónomas las comunidades productivas”.

Gracias a estos planes, miles de familias en Antioquia se han beneficiado con dotaciones para emprendimiento de 2.223 unidades productivas (negocios familiares) y 247 proyectos comunitarios. Entre estos, insumos agropecuarios, materiales para construcción de escuelas, centros de salud, acueductos, casetas comunales, canchas deportivas, parques y placas huellas.

En total, más de 280.000 familias desplazadas volvieron a sus territorios de origen o se reubicaron en otras zonas de Colombia (más de 60.000 en Antioquia) con el apoyo de la Unidad para las Víctimas.

Compartir:
Total
37
Shares