Imagen tomada del portal de la Gobernación de Antioquia.

Denuncia ciudadana

Los familiares del señor Roberto Sánchez Amaya, de 87 años de edad, denuncian que esté ingresó el 31 de enero del 2017 a cuidados intensivos en el Hospital La María (Medellín) ubicado en la Calle 92 EE #67-61 por un problema respiratorio debido a la enfermedad pulmonar que lo aqueja hace varios años, el 2 de febrero a las 6:45 p.m., el paciente apareció con múltiples fracturas, en uno de sus ojos presenta trauma, además de hemorragia cerebral y se encuentra en estado de coma.

Hasta hoy 5 de febrero a las 2:20 p.m., los responsables del  hospital La María no han dado ninguna respuesta satisfactoria a los allegados de don Roberto, estos solo han recibido versiones de algunos miembros del personal que labora allí, quienes argumentan que el señor sufrió un golpe contra una baranda.

Imagen de Roberto Sánchez Amaya, cuando ingresó al Hospital La María el 30 de enero de 2017. Foto cortesía de la familia Sánchez Amaya.

Imagen de Roberto Sánchez Amaya, el 2 de febrero de 2017, cuando sufrió las fracturas en el Hospital La María. Foto cortesía de la familia Sánchez Amaya.

Los familiares del paciente han solicitado insistentemente que se les entreguen los videos de la habitación en la que se encontraba su ser querido con el fin  de poder aclarar la anómala situación, se sabe que en estos momentos el paciente está recibiendo servicios médicos  atenuantes.

Lo grave de este caso es que la familia afirma que no fue avisada sobre el supuesto golpe que recibió el señor Roberto y que solo se enteraron de los golpes y fracturas cuando se acercaron a preguntar por el estado de su familiar.

Su hija Carolina Sánchez, asegura que desde el ingreso de su padre a dicho hospital fue remitido a cuidados intensivos y que por políticas del Hospital La María no se le permitió que nadie lo acompañara.

La familia de Roberto Sánchez Amaya ha formulado varias preguntas que hasta el momento ningún funcionario del hospital y menos su gerente han querido responder:

¿Por qué el hospital no informó inmediatamente que Roberto había sufrido un accidente, que nada tenía que ver con el estado de salud y la enfermedad por la que ingresó?

¿Por qué el hospital no ha aclarado que fue lo que sucedió en realidad? Existen varias versiones de lo sucedido. ¿Por qué las inconsistencias que suministra el personal del hospital?

El golpe fue de gravedad: Roberto presenta fracturas y edema cerebral. ¿Realmente un golpe con una baranda puede generar lesiones de tal magnitud?

Análisis Urbano hará seguimiento  a esta situación que desde cualquier punto de vista es anómala y espera que con prontitud se le responda satisfactoriamente a la familia por lo acaecido entre el 30 de enero y el 2 de febrero, además solicita se inicie la investigación pertinente que permita dilucidar lo acontecido en le Hospital La María.