Entre los dos municipios circulan cada día más de 2.000 vehículos.

La vía Cali-Candelaria, a pesar de su importancia, sigue siendo una carretera con alta accidentalidad, tráfico pesado y en muy mal estado. Durante el día y la noche hay accidentes y la mortalidad es preocupante. Camiones, carros, motos, bicicletas, peatones y hasta trenes cañeros circulan por allí.

Son dos calzadas en ambos sentidos, unos 10 kilómetros en total a intervenir, la nueva vía la está haciendo la Gobernación del Valle e Invías.

La actual calzada, la arreglará la nueva concesión Malla Vial del Valle. Los recursos a invertirse superan en total los $50.000 millones (incluye predios, interventoría y obra).

De esa plata, 39.000 millones los pone el Gobierno nacional.

Según la Secretaría de Infraestructura, se acordó que a la actual vía se le haga una demarcación con tachas reflectivas. «El año pasado se pintó y demarcó, pero el estado actual de la calzada no es óptima y la pintura se borró», explicó a Tu Barco el secretario Miguel Múñoz.

Hay expectativa por la construcción de la nueva vía Cali – Candelaria.

Es el tramo comprendido entre el Puente de Juanchito y la glorieta de Cavasa, que ya está en curso. Según Muñoz, la obra será entregada este 2019.

Y es que esta vía es vital no solo por Cali y Candelaria, sino por el paso que da a otras zonas del departamento. Cavasa es además, uno de los principales surtidores de comida a Cali.

Y entre Cali y Candelaria ha aumentado la población que va y viene por trabajo, estudio, diligencias. Para quienes a diario la transitan o han pasado por allí, es un dolor de cabeza su mal estado.

Fuente TuBarcoNews