¿Quién es el general que ganó tutela por mural de ‘falsos positivos’?

Compartir:

Aunque a finales del año pasado un juez negó la tutela del general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo contra el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) por murales y publicaciones en los que se lo relaciona con ‘falsos positivos’, otro juez acaba de ordenar al Movice que en 48 horas borre los murales, publicaciones en redes y que no publique más esa imagen ni similares que vayan en el mismo sentido.

Pinto es oficial del arma de infantería, con 33 años de servicio, ha sido director del Centro de Educación Militar y comandante de dos Brigadas territoriales, cuatro batallones y un Gaula Militar, entre otros cargos. En la actualidad se desempeña como comandante de la Segunda División del Ejército, que opera en Santander.

En 2018, varias víctimas de ejecuciones extrajudiciales denunciaron a Pinto ante la Fiscalía por su presunta responsabilidad en ‘falsos positivos’ porque hombres bajo su mando “asesinaron a 45 civiles que luego presentaron como bajar en combate, de los cuales 11 de las víctimas tuvieron lugar cuan era comandante del Batallón 10 Atanasio Girardot y 34 cuando era comandante del Batallón de Infantería 27 Magdalena”.

La tutela que terminó con la orden a Movice de borrar las publicaciones que vinculen al general con ‘falsos positivos’ la interpuso Pinto en noviembre del 2019, y le pidió al Movimiento rectificar por los murales y publicaciones que lo relacionan a ‘falsos positivos’, con la pregunta de “¿Quién dio la orden?”. Pinto argumentó que esas publicaciones han vulnerado su honra y buen nombre, su presunción de inocencia y debido proceso, y que además su familia ha sufrido tratos degradantes por los señalamientos.

Dentro del proceso, Movice respondió que las pretensiones de Pinto eran una herramienta de censura que atenta contra la libertad de expresión “y hace parte de una estrategia donde integrantes del ejército borraron expresiones artísticas encaminadas a la satisfacción del derecho a la verdad y a la memoria de las víctimas”.

De hecho, señalaron, el 18 de octubre pasado en Bogotá se hizo un mural con la pregunta “¿Quién dio la orden?”, destacando los periodos de comandancia de los militares que tuvieron hombres bajo su mando que cometieron ‘falsos positivos’, y que ese mismo día, en la tarde, Ejército y Policía borraron parte del mural.

El pasado 22 de enero, el juzgado 42 de Bogotá negó las pretensiones del general Pinto a la rectificación, buen nombre, presunción de inocencia, y le dijo que las publicaciones en las que aparece su imagen se han realizado bajo el amparo de derecho a la libertad de expresión y buscan cuestionar los ‘falsos positivos’ y se soportan en noticias de circulación local o nacional.

Pero Pinto impugnó la decisión y dijo que de esos murales y publicaciones se infiere que lo están señalando como “responsable de muertes cuestionadas”.

Y en respuesta a la impugnación del general, el Juzgado 13 de Bogotá sí le dio la razón a Pinto el pasado 21 de febrero, y dijo que Movice “no puede presionar, endilgar, publicar, ni tan siquiera referirse, así fuere a título de pregunta, capciosa por demás, en cuál de los investigados puede recaer la responsabilidad que se pretende por las muertes que dice se han ocasionado, pues ello es únicamente de competencia de la autoridad y no del conglomerado común”.

El juez consideró que sí se vulneraron los derechos de Pinto y su familia y que Movice no tiene derecho “ni a título de presunción, el publicar, entre otras, la fotografía o imagen mediante reproducción pictórica ni en murales, redes sociales o cualquier otro medio de comunicación, y menos con la presunción de culpa que en forma soterrada se evidencia de la publicación al imponer sobre esta el interrogante y número de víctimas”.

¿Qué responde el movimiento de víctimas?
Al respecto, Movice señaló que el mural al que se hace referencia en el fallo “ya fue censurado y eliminado el día 18 de octubre de 2019 en un operativo arbitrario por parte de la Brigada 13 del Ejército Nacional. Dicha censura fue la que provocó decenas de miles de réplicas de su contenido en calles y redes sociales, lo que sobrepasa las posibilidades del Movice de retirarlas en su conjunto”.

Además dijeron que la imagen de ‘¿Quién dio la orden?’ “ya es patrimonio de la sociedad” y que habría que vincular en el proceso judicial a quienes han reproducido y compartido en redes la imagen para que ejerzan su derecho a la defensa. Por ello pidieron declara nula la decisión en favor de Pinto y devolver el expediente al primer juez para que se vincule a todas las personas.

Añadieron que si después de subsanada la nulidad se mantiene el sentido del fallo y las órdenes del juez contra Movice, acudirán a la Corte Constitucional para solicitar a revisión de esta decisión judicial; y también buscarán mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos como la CIDH y los Relatores para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición y libertad de expresión de Naciones Unidas “para que evalúen las acciones de censura de la Brigada 13 del Ejército Nacional y del Juez 13 Civil del Circuito de Bogotá, que desconocen los derechos de las víctimas de graves violaciones de los derechos humanos a la verdad y el derecho de la sociedad a saber, para que estos hechos jamás se repitan”.

Tomado de El Tiempo

Compartir:
Total
7
Shares