El ministro de Defensa, Guillermo Botero, dijo que no entiende por qué había explosivos en una comunidad indígena de Dagua, Valle, lo que ocasionó una explosión que mató a 8 personas en la tarde del jueves.

De acuerdo con el funcionario, los explosivos eran de un alto poder detonante y presumiblemente serían usados para algún atentado.

“Presumiblemente era para generar un atentado. Esa es la hipótesis más probable y había consideración que están cerca de la carretera Buga- Buenaventura”, añadió.

El ministro dijo que aún hay muchas preguntas por resolver en este caso, pues los explosivos mal manejados pueden causar tragedias y por eso hay que esperar el resultado de las investigaciones.

Indígenas no permitieron exploración de investigadores
Luego de la explosión, el Ministerio de Defensa informó que los indígenas no permitieron que el CTI y la SIJIN realizarán las labores de exploración técnica.

Como consecuencia de esta situación «no fue posible recolectar pruebas y los investigadores tuvieron que abandonar el resguardo indígena», dice el comunicado del Ministerio.

Pero los obstáculos comenzaron desde que llegó la comisión de investigadores, pues no se les permitió el ingreso hasta 3 horas después de la explosión. Sin embargo, hasta horas de la noche los uniformados lograron ingresar al cabildo indígena, en la Vereda Juntas, finca El Madroño, en Dagua, Valle del Cauca, donde se encuentra asentada la Comunidad Tatabra.

Durante el procedimiento tampoco se pudo realizar inspección a ningún cadáver, según la cartera de defensa porque «la comunidad indígena no lo permitió al argumentar una supuesta falta de garantías, por lo que exigió la presencia de organismos internacionales.

Las versiones de las autoridades indican que al parecer, una octava víctima habría sido trasladada hasta el Hospital del municipio de Dagua. Por ahora no se tiene mayor información de esta persona.

Tomado de Blu Radio