Recrudecimiento de la crisis humanitaria en el Bajo Cauca no parece tener fin.

Compartir:

El Proceso Social de Garantías para la labor de las y los defensores de derechos humanos en Antioquia lamentó en un comunicado que no se vea “una real voluntad del Estado de frenar las confrontaciones armadas, superar la crisis humanitaria y ejercer soberanía y garantizar la democracia en los municipios del Bajo Cauca”.

El municipio de Caucasia este jueves 5 de septiembre llegó a la cifra de 95 homicidios en lo que va corrido de 2019. Caucasia, junto a El Bagre, Nechí, Tarazá, Cáceres y Zaragoza, conforman la subregión del Bajo Cauca antioqueño, zona con más de 225 mil habitantes que padecen una guerra que enfrenta a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo, los Caparros, el Eln y las disidencias de las Farc.

Este es el comunicado del PSG-GarantiasDDHH:
“El recrudecimiento de la crisis humanitaria en el Bajo Cauca, y que viene desde un tiempo atrás, no parece tener fin en esta subregión del departamento.

Hace escasamente una semana varias organizaciones sociales asistimos a la Caravana Humanitaria al Bajo Cauca por la Paz y la Vida. Allí nuestros objetivos principales fueron insistirle a los entes gubernamentales la implementación de acciones reales y urgentes que mitiguen la grave situación humanitaria que se sigue presentando.

Pese a ello, en menos de una semana han asesinado a 11 personas en Tarazá, 7 en Caucasia, y siguen en aumento de las cifras de desplazamientos, reclutamientos forzados de niños, niñas y adolescentes, esto evidencia el alto grado de abandono estatal que termina siendo funcional a la barbarie y el despotismo militar y paramilitar.

De igual manera, se presentan permanentemente combates en medio de la población, el más reciente ocurrió en la vereda El Toro del municipio de Caucasia y en la que perdieron la vida 4 integrantes del Ejército Nacional. Así mismo los hostigamientos del Ejercito Liberación Nacional – ELN- y los posteriores cierres de la vía a la costa atlántica que pone en riesgo no solo los viajeros si no la población asentada a lo largo de la vía.

Las Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo han sobre diagnosticado el alto nivel de riesgo que tienen que vivir las comunidades, así mismo, han realizado varias recomendaciones que de seguirse podrían ser un alivio para las poblaciones.

No se ve una real voluntad del Estado de frenar las confrontaciones armadas, superar la crisis humanitaria y ejercer soberanía y garantizar la democracia en los municipios del Bajo Cauca.

Advertimos que esta recurrente omisión estatal, la falta de articulación institucional y la ausencia de voluntad política del Gobierno Nacional de desmontar el paramilitarismo seguirán generando las formas más salvajes de violencia contra las y los ciudadanos que aún persisten en mantenerse en el territorio.

Es vergonzoso que mantenga en el tiempo una indolencia estatal, que el Gobierno Duque mantenga una disposición solo cosmética ante las graves violaciones a los derechos humanos con la que conviven las y los ciudadanos de esta subregión.

La solución a la violencia exige del Estado una intervención en lo social, en oportunidades educativas y laborales, culturales, deportivas, políticas y no solo en la dimensión militar, que debería ser la de menor peso.

Responsabilizamos al Presidente Iván Duque Márquez por todos los hechos que ocurran contra la vida, la integridad física y psicológica de población civil en los municipios de Bajo Cauca, hacemos un llamado a que se retome el rumbo de los valores de la democracia y de que se prioricen soluciones integrales a la situación del Bajo Cauca.

Hacemos un llamado a los entes de control para que dentro de las funciones adviertan el papel de acción y de omisión que constituyen el agravamiento de la crisis humanitaria.

Firman:
Proceso Social de Garantías para Defensores y Defensoras de DDHH – Antioquia
Coordinación Colombia Europa Estados Unidos Nodo Antioquia
Agencia de Prensa Análisis Urbano
Alianza de Medios Alternativos, AMA
Asociación de Víctimas y Sobrevivientes del Nordeste Antioqueño, ASOVISNA
Asociación de Vivienda, EMECE
Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste
Antioqueño, Cahucopana
Corporación de DDHH Gustavo A. Marulanda
Corporación Jurídica Libertad, CJL,
Corporación para la Paz y el Desarrollo Social, Corpades
Escuela Nacional Sindical, ENS
Fundación Comité De Solidaridad Con Los Presos Políticos, CSPP
Fundación Sumapaz
Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos, GIDH
Instituto Popular de Capacitación, IPC
Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia, Redher
Ríos Vivos Antioquia

Compartir:
Total
17
Shares