Cuando se hace una entrevista se espera que muchos asuntos surjan durante su desarrollo; importantes, novedosos e, incluso, desconocidos. Al hacer la entrevista con la vocera del Movimiento Ríos Vivos, la ambientalista, feminista radical y defensora de derechos humanos Isabel Cristina Zuleta, todo esto aparece, pero, indudablemente, la entrevista permite ahondar en situaciones de las que no se sabía o que eran solo de conocimiento de quienes, como ellos, lideran la lucha contra los megaproyectos, buscando la protección y el respeto a la vida de los seres humanos que, organizados en comunidades, necesitan un medio ambiente amigable y sano, hecho que no deja el paso del progreso a través de obras que solo causan daño y enriquecen a unos pocos.

Invitamos a ver la entrevista titulada: Ríos Vivos, defensores radicales de la vida y el medio ambiente —consta de dos partes—, que muestra que en Colombia, y concretamente en Antioquia, hay luchadores populares ambientalistas y defensores de la vida con trabajo de base social fuerte y consolidado. Líderes que se enfrentan en condiciones adversas y con notoria desventaja a quienes se han creído los nuevos dioses del progreso, que sacrifican todo en aras del llamado “progreso”,, el que extrañamente, o mejor coincidencialmente, va acompañado siempre de violencia y criminalidad que ejercen organizaciones armadas vinculadas al paraestado, defensor de los intereses particulares en detrimento del interés público.

Una guerrera ambientalista habla. Una guerrera defensora de la vida, que desvela la realidad del proyecto Hidroituango que impulsa Empresa Públicas de Medellín (EPM) en el cañón del Cauca. Ella es Isabel Cristina Zuleta.