Por supuestas labores de inteligencia que no cuentan con autorización ni órdenes judiciales para «urdir investigaciones penales sobre bases falsas, o, en otras palabras, crear falsos positivos judiciales”, los senadores Roy Barreras, del Partido de la U, Iván Cepeda, del Polo Democrático, y Antonio Sanguino, de Alianza Verde, denunciaron ante el presidente Iván Duque y la Fiscalía General un presunto complot judicial en su contra por parte de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).

De acuerdo con los congresistas, desde la DNI (que remplazó al extinto DAS) se vienen preparando operaciones de descrédito en su contra y de una decena de ciudadanos quienes han sido declarados ‘objetivos políticos’ de acciones encubiertas.

La carta enviada por Barreras, Cepeda y Sanguino a Duque, detalla información que una de las fuentes les entregó y en la que se asegura que en una reunión el pasado 30 de marzo en una residencia del barrio El Salitre en Bogotá funcionarios de la DNI comentaron las directrices, según ellos, emanadas del propio Director de Inteligencia, almirante Rodolfo Amaya Kerquelen, en el sentido de adelantar seguimientos y acciones contra varias personas.

“Hemos denunciado esos hechos esta misma semana para su averiguación ante la Fiscalía General de la Nación. Este tipo de persecuciones son usuales en regímenes despóticos en los que se acalla a la oposición, pero no en regímenes democráticos” dijeron los senadores.

Los congresistas también señalaron que sería grave que «fuerzas oscuras ilegales persigan e intimiden a contradictores políticos, pero más grave serían aún que en dichas maniobras participen altos agentes y agencias del Estado».

Por último, le solicitaron al Presidente que se investigue si los seguimientos ilícitos son ciertos y, en caso afirmativo, se identifique a los responsables para que sean investigados. Los congresistas enviaron copia de esta misiva al Fiscal General de la Nación (e) y a la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En respuesta a los señalamientos de los congresistas, la DNI expidió un comunicado en el que rechazó la carta de los senadores y afirmó que esa dirección “trabaja con las mejores prácticas de transparencia, trazabilidad, respeto por la dignidad humaba y los derechos humanos”.

Añaden que están listos para colaborar con las autoridades para demostrar la transparencia de sus actividades.

Tomado de El Tiempo