Rusia y Ucrania celebran las primeras negociaciones para la devolución de menores ucranianos

585
Imagen de archivo de niños evacuados en un tren desde la región ucraniana del Donbás. EFE/Orlando Barría

Moscú, 25 abr – Representantes de Moscú y Kiev se reunieron por primera vez en Catar para debatir la devolución de menores separados de sus familias por la guerra en Ucrania, declaró este jueves la comisionada para los Derechos del Niño en Rusia, María Lvova-Belova, buscada por la Corte Penal Internacional (CPI).

«Con la mediación de Catar hoy se celebraron las primeras negociaciones presenciales con la parte ucraniana, donde se debatió la ayuda a las familias que quieren reunirse», indicó la política rusa en su canal de Telegram.

Sobre Lvova-Belova y el presidente ruso, Vladímir Putin, penden sendas órdenes de arresto dictadas por la CPI, que les acusó de deportación ilegal de niños y su traslado desde las zonas ocupadas en Ucrania a territorio de Rusia, lo que supone un crimen de guerra.

«Es un día significativo. Llegué a Doha por invitación de Catar, desde octubre trabajamos en la reunificación familiar», añadió la comisionada, al agradecer al estado catarí sus esfuerzos.

Según la política, se debatió la situación de 29 niños residentes en Rusia y 11 en Ucrania que esperan reunirse con sus familiares.

«Como vemos, no se habla de miles de niños ‘deportados’, estas cifras no son más que un mito. Y es importante que Catar sea testigo de esto», indicó.

Desde Moscú, la portavoz de Exteriores, María Zajárova, aprovechó la ocasión para acusar a Kiev y Occidente, de utilizar con fines políticos el destino de los niños ucranianos.

«Todo esto es falso, son maquinaciones e intrigas políticas, un montaje más (…) Tras toda estas pseudoiniciativas, dirigidas en realidad a conseguir sus propios intereses egoístas, se pierden los problemas reales de los niños. A nadie en Occidente ni Ucrania le interesa el destino real de estos niños», denunció.

Contrapuso esta situación a los casos de separación familiar promovidos por las autoridades europeas respecto a familias ucranianas, que cifró en 255.

«Los ciudadanos ucranianos que perdieron la esperanza de recuperar a sus hijos, literalmente perdidos en la UE, solicitan ayuda a las instituciones diplomáticas rusas, ya que las embajadas de Ucrania les niegan apoyo», indicó.

Además, señaló que en Alemania fueron hallados 161 niños ucranianos que, según Ucrania, habían sido deportados a Rusia.

«Esto debe servir como una señal de alarma para todos los países que se solidarizaron con la pseudodecisión de la CPI», dijo.

EFE