San José de Apartadó sigue amenazado por paramilitares

Compartir:

El municipio denuncia que son constantes los ataques y las amenazas que están recibiendo sus habitantes. Aunque el lugar está vigilado por el Ejército y las autoridades, parece que su presencia no fuera suficiente para proteger a la comunidad de los ataques de paramilitares.

En tan solo los últimos días se han registrado varios ataques por lo que se presumen son grupos paramilitares a la comunidad de San José de Apartadó. El pasado domingo 18 de agosto fue asesinado Wever Andrés Arias Garzón en el sector de La Linda, donde la comunidad denuncia que hay abundante presencia de grupos paramilitares.

Uber, como le llamaban sus familiares y personas de confianza, fue asesinado por un grupo de personas que entraron a su casa en la vereda La linda y le propinaron 4 tiros en su cuerpo. Su esposa, en ese momento, se encontraba en el pueblo haciendo diligencias, sino es probable que también hubiera sido asesinada.

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó denunció este hecho ante la Defensoría del Pueblo y las autoridades competentes, pero solo hasta 19 horas después del asesinato llegaron a la zona con el fin de hacer el levantamiento del cadáver. No obstante, entre órdenes contradictorias de la Fuerza Púbica y decir que estaban “muy cansados”, el levantamiento del cadáver al final estuvo a cargo de los familiares de Wever Andrés.

Al final de este episodio los policías solo dijeron que se encontraban muy cansados y que no había ningún helicóptero para transportar el cuerpo del joven. Su familiar entonces, tuvo que cargarlo en una hamaca hasta el pueblo de San José.

El día 19 de agosto también se registró la presencia de el paramilitar alias Arcadio Tamayo, quien junto con su hermano hicieron presencia en el río, a 50 metros del casco urbano del pueblo. Desde allí, según las denuncias, le tomaron fotos a la comunidad de paz que se había movilizado hacia el lugar donde estaba el cadáver de Wever Andrés.

Este hecho tiene preocupada a la comunidad de paz, que se sintió amenazada e intimidada por estos personajes haciendo registro de su presencia en el lugar donde se cometió el crimen. Luego la comunidad se enteró de que los grupos paramilitares amenazaron a los civiles para que nadie fuera a hacer el levantamiento del cadáver de Wever Andrés, y esta fue la razón por la que nadie de la comunidad se manifestó en el lugar.

También, de acuerdo a la comunidad de paz, existe una “lista de muerte” en el municipio liderada por alias Santiago, alias Maleta, alias Arcadio y alias Alfredo. Estas personas usan esta lista para amenazar a la población y ponerle sentencias de muerte a quienes les estorban en sus cometidos. De esta forma fue que llegó la muerte de Wever Andrés.

Compartir:
Total
20
Shares