El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, aseguró que las sanciones económicas más importantes que se han impuesto en América Latina contra la compañía brasilera Odebrecht y sus socios colombianos, las ordenó la justicia colombiana por acciones del Ministerio Público, y aclaró que no se declarará impedido en estos casos porque su conducta es irreprochable y sus acciones contundentes contra la corrupción.

Mi conducta como Procurador es irreprochable en cuanto a la defensa del interés público y mi contundencia en la lucha contra la corrupción, en especial la que involucra a #Odebrecht y sus socios colombianos: @fcarrilloflorez

El jefe del Ministerio Público explicó que las sanciones económicas a Odebrecht suman 5.5 billones de pesos, “que de alguna manera evitamos salieran de las arcas públicas”, entre ellas, el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que ordenó una indemnización a la Nación por $800.000 millones, al acoger la acción popular presentada por el órgano de control.

Así mismo, resaltó la decisión del Tribunal de Arbitramento de Ruta del Sol 2 que acogió los argumentos de la Procuraduría, declaró la nulidad absoluta del contrato de concesión No. 001 de 2010 y sus otrosíes, y desestimó las pretensiones económicas de Odebrecht que superaban las $3.5 billones.

Recordó su oposición a la posibilidad de que el Gobierno Nacional asumiera las deudas por 1.2 billones que la Concesionaria Ruta del Sol tenía con los bancos, sin esperar las decisiones judiciales que estaban en trámite.

“Invito a cualquier autoridad que me diga qué entidad en Colombia ha mostrado más resultados en la lucha contra la corrupción de Odebrecht y los socios colombianos”.