La Corte Suprema de Justicia llamó a indagatoria al exjefe de las Farc Seuxis Pausias Hernández Solarte, mejor conocido como Jesús Santrich, el próximo 9 de julio. La diligencia judicial, que será reservada, quedó para las 9 de la mañana.

Ese día el exjefe de las Farc tendrá que presentarse con su defensa ante los magistrados de la Sala de Instrucción que llevan una investigación en su contra por presuntos hechos de narcotráfico cometidos después de la firma del acuerdo de paz.

En la indagatoria los magistrados le preguntarán por su presunta relación con disidencias de las Farc y con carteles mexicanos para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre junio del 2017 y abril del 2018. También se le preguntará por un video en el que aparece Santrich y en el que supuestamente estaría hablando de las negociaciones de droga.

Después de la indagatoria, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema tendrá que resolver la situación jurídica de Santrich, si sigue un proceso penal en su contra, y si ordena su detención preventiva.

En las últimas semanas la Corte estuvo reconstruyendo y recopilando las pruebas contra Santrich, así como los testimonios de involucrados en este presunto caso de narcotráfico. En la investigación, la Corte ordenó escuchar a Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez que ha testificado contra Santrich, y quien hoy está detenido en Estados Unidos.

Aunque se había dispuesto que su testimonio fuera rendido por videoconferencia el pasado 10 de junio, la diligencia se canceló ya que «no se alcanzó a tramitar todo el procedimiento que se requiere ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos».

Hasta ahora Marlon Marín no ha podido ser escuchado por la Corte. Fuentes del alto tribunal aseguran que el magistrado que lleva el proceso seguirá insistiendo a la espera de que haya una respuesta positiva por parte de las autoridades norteamericanas para poder tener su testimonio.

En medio del proceso la Corte también le pidió a Estados Unidos que le envíe las pruebas que tenga y que sirvan como fundamento en el caso de investigación.

Jesús Santrich se encuentra libre desde el pasado 29 de mayo, cuando la Corte determinó que por ser un aforado constitucional debía ser esa corporación la que debe llevar su caso y tomar decisiones frente a su libertad, y no un juez de garantías. Luego, el 4 de junio pasado, la Corte lo llamó a indagatoria considerando que en este caso “es posible la comisión de delitos”.

Santrich se posesionó como representante a la Cámara el pasado 11 de junio, y ya ha asistido a varias sesiones en el Congreso.

Tomado de El Tiempo