Se reabre el debate sobre las tétricas casas de pique

El pasado 17 de abril, Análisis Urbano denunció el enfrentamiento entre la Alianza Criminal del Norte, conformada por Los Chatas, el Clan del Golfo —o Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)— y La Oficina, con una banda local de El Peñol.

Por “Florentino Ariza”

No queda dudas de que en Colombia nos hemos matado de todas formas posibles. “Corte de corbata” en la violencia partidista, degollamientos y bombazos en la época del cartel de Medellín, hornos crematorios de Salvatore Mancuso en la costa Caribe colombiana y desmembramientos como sistema instaurado por el cartel del Norte del Valle y perfeccionados por el paramilitarismo en su apogeo, dan muestra de lo mucho que hemos innovado en las formas de asesinar.

Tétrica herencia que no parece haberse ido de las prácticas criminales en Medellín. La existencia de casas de pique o de tortura en nuestro Valle de Aburra fue reconocida por el exalcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, en 2015, luego de que el director nacional de Medicina Legal registrara 24 hallazgos de personas desmembradas en esta ciudad ese año.

Ahora, que el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), seccional Antioquia, halló lo que al parecer sería una casa de tortura en Guatapé, en un predio que según las autoridades tiene relación con la Oficina del Valle de Aburra, el debate sobre estos escalofriantes sitios se vuelve a abrir en la ciudad.

Los hechos que llevaron a la Sijín a allanar la casa ubicada en la vereda La Peña, en Guatapé, se relacionan con la desaparición de dos jóvenes, William de Jesús Flores Barrera, y Sebastián Puerta Rendón, de 27 y 20 años, respectivamente, el pasado 28 de abril. Gracias al relato de los familiares de las víctimas, se pudo identificar que estas dos personas se encontraron por última vez en dicha casa.

En el predio que al parecer pertenece a las estructuras criminales del Valle de Aburra, se encontraron seguetas y machetes, que pudieron haberse usado para asesinar y luego desaparecer a los dos jóvenes, ya que estos no fueron hallados en el lugar. La Fiscalía informó que los investigadores descubrieron que las paredes de la casa habían sido pintadas y que el piso estaba lavado con ACPM, sin embargo, pudieron recuperar 10 muestras de sangre y tejidos en las paredes y en los pisos.

En el hecho fueron capturadas tres personas, incluyendo un menor de edad. Los dos mayores no aceptaron los cargos por concierto para delinquir, desaparición forzada, utilización de menores para la comisión de delitos y porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, a pesar de que fueron detenidos en flagrancia y con armas de corto y largo alcance. Al menor, de quince años, se le imputó el delito de porte ilegal de armas.

IMAGEN DE LA CASA DE TORTURA EN LA COMUNA 8, LUGAR DONDE FUERON DESMEMBRADOS DOS NIÑOS DE 15 AÑOS. FOTO ARCHIVO.

La búsqueda de los jóvenes desparecidos aún continúa. Las autoridades también trabajan para esclarecer si los capturados en dicha casa del oriente antioqueño pertenecen a la estructura criminal de la Oficina del Valle de Aburra.

Pero, ¿cuáles son las razones para que exista una casa de tortura en el Oriente antioqueño?

El pasado 17 de abril, Análisis Urbano denunció el enfrentamiento entre la Alianza Criminal del Norte, conformada por Los Chatas, el Clan del Golfo —o Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)— y La Oficina, con una banda local de El Peñol. La confrontación que ya le ha costado la muerte a nueve personas en los últimos cuatro meses y que obligó a la administración municipal a reforzar la zona con policías y a hacer un relevo en la comandancia de la estación, se da por el control del negocio de las drogas y el turismo sexual.

También parece indicar que se debe a la existencia de laboratorios de procesamiento de cocaína en la zona.

La cercanía de El Peñol con Guatapé no sería entonces el único motivo para relacionar la existencia de una casa de tortura en este último; la presencia constante de jefes de la Oficina del Valle de Aburra en ambos municipios también relacionan estos territorios del Oriente antioqueño con el mundo criminal. Todo parece indicar que la disputa en la zona ha avivado el debate sobre las casas de tortura en el Valle de Aburra y sus alrededores.

Recordemos que una de las estrategias del Pacto del Fusil, sellado el 13 de julio del año 2013 durante la alcaldía de Aníbal Gaviria, fue la de desaparecer los cuerpos sin vida de las personas luego de ser torturados y desmembrados para no dejar registro de muertes en los municipios. Esta práctica macabra, de la cual poco se habla en la institucionalidad y en la ciudadanía misma, es una forma efectiva de no dejar rastro en las investigaciones que se adelantan en contra de las estructuras criminales. También es una forma discreta de desaparecer y asesinar, usada desde hace décadas en la ciudad de Medellín.

La urgencia de dar el debate en este tema se acelera con los hechos ocurridos en Guatapé. La existencia de casas de tortura en el Valle de Aburra y sus alrededores es un asunto que deben aclarar las autoridades si pretenden desarticular las estructuras delincuenciales que operan en este. Además de la crisis humanitaria que esto representa para la ciudad, lo más ético y políticamente correcto es no permitir la existencia de este flagelo en ninguno de sus territorios y  sus alrededores.

Esto no es solo preocupante, es aberrante y escalofriante. No se puede permitir que nos sigamos matando de todas las formas posibles. Por lo menos el Valle de Aburra no se lo merece.

Fuentes:

http://www.bluradio.com/medellin/fotos-fiscalia-hallo-supuesta-casa-de-pique-en-guatape-antioquia-139435

http://www.elcolombiano.com/antioquia/seguridad/en-finca-de-guatape-habrian-desmembrado-a-dos-personas-XY6436725

http://analisisurbano.com.co/oficina-se-enfrenta-a-banda-local-en-el-penol-por-el-control-del-negocio-de-drogas/

http://analisisurbano.com.co/casa-de-pique-en-guatape-antioquia-pareciera-que-si/

Temas relacionados

Más allá de negar su existencia, ¿qué hacemos con las casas de tortura?

Chilly, prueba reina de la existencia de casas de pique y tortura en Colombia

´Casas de pique´o ´Casas de tortura´: Terror ejemplarizante

Nuevo caso de desmembramiento reafirma la existencia de las casas de tortura

No existen casas de tortura en Medellín. La realidad muestra otra cosa

Sí hay casas de tortura en Medellín

Casas de tortura en el corazón de Bogotá

Total
0
Shares
Previous Post

“Fue absurdo que los gringos me condenaran por narcotráfico, cuando mi modelo de negocio era combatir la coca”, Carlos Andrés Palacio

Next Post

Carteles mexicanos tras el control del negocio mafioso en Colombia

Related Posts