Sector lechero denuncia pérdidas millonarias por cierre de vía Panamericana

Compartir:
El presidente del gremio precisó que los bloqueos de la última semana han llevado a buscar vías alternas como el denominado corredor humanitario en el municipio de Suárez, con condiciones de movilidad insuficientes para transportar un volumen tan alto de leche cruda, y con conatos de bloqueo.
Compartir:
Compartir:

Con el cierre de la vía Panamericana en el departamento del Cauca, Nariño ha sido una de las zonas que más ha sufrido los efectos colaterales producidos por este paro. Las pérdidas son millonarias y hoy miles de familias se ven perjudicadas.

Luego de pasar 11 días con las carreteras cerradas, el departamento de Nariño se ha visto impedido para transportar el lácteo hacía distintos lugares del país, por lo cual son innumerables los litros de leche que se han desperdiciado.

En Nariño hay entre 43 y 44 mil familias productoras de leche, la inmensa mayoría de ellas integradas por pequeños propietarios de no más de 10 reses, pero también hay una cantidad importante de empresarios agrícolas que han sido golpeados por las pérdidas que está dejando el paro en el Cauca.

Según Darío Coral Mora, secretario técnico de Dignidad Agropecuaria para el departamento de Nariño, los ganaderos nariñenses “producen unos 980 mil litros de leche al día, por lo que los primeros en verse afectados fueron las asociaciones que estaban entregando a la industria porque buena parte de esta dejó de recibir la leche desde antes del cierre de la vía Panamericana”.

En medio de esta complicada situación, Coral Mora afirma que “algunas pequeñas empresas han alcanzado a comprar la leche a $400 o $500, lo que termina siendo un 50 % por debajo del precio normal al que usualmente venden. Por lo tanto, a pesar de que la industria está haciendo un esfuerzo importante, es muy difícil que la empresa regional pueda solventar la absorción de la oferta lechera”.

La vía Panamericana es el principal acceso que tienen los ganaderos nariñenses para trasladar sus cargas del lácteo a otros destinos, sin embargo, con el paro que está realizando la población indígena en la zona, los productores han tenido que recurrir a trochas alternas que no dan abasto, pues los camiones transportadores son demasiados grandes para tan estrecho camino.

A raíz de esto, otro sector que está gravemente afectado por esta situación es el gremio de los queseros, pues de acuerdo con Coral Mora, “el queso cuajada que se estaba entregando en el Valle del Cauca normalmente llegaba a las 24 horas con un peso entre 13.5 a 14 libras, hoy con las vías habilitadas a través de trochas, ese mismo producto está llegando con 10.5 u 11 libras, lo que significa que está perdiendo humedad y consistencia”.

Las empresas procesadoras de leche han hecho un esfuerzo para recibir el líquido, no obstante, encuentran limitaciones para transformarlo en otros productos, pues se está vendiendo a menos precio de lo normal.

Fabio Trujillo, productor en Nariño, afirma que en vista de que están empezando a escasear los insumos “varias empresas no han podido transformar la leche en quesos y derivados. Por otro lado, al no haber combustible se vuelve imposible transportarla de las fincas a los centros de acopio o a las queseras artesanales”.

Teniendo en cuenta esto, se debe pensar en la posibilidad de una prolongación en el paro, por lo cual los ganaderos de Nariño no han concretado un plan de contingencia.

Trujillo considera que “si el paro continúa por más días, necesariamente nos vemos avocados a regar la leche porque será imposible sacarla de las fincas y las personas en la zona lechera no se la pueden tomar, se podrán hacer quesos, pero esas son soluciones parciales, por lo que se verán obligados a declarar pérdida total”

Finalmente, los productores del departamento de Nariño le piden al Gobierno Nacional y a la población indígena que “debe haber diálogo y hechos de grandeza de ambas partes para que se solucione esto de la manera más urgente posible y tolerancia al pensar en la ciudadanía afectada en este momento” expresó Trujillo.

A quince de días del cierre de la vía Panamericana el sector lechero le hace un llamado al Gobierno sobre las pérdidas que se están generando principalmente a los ganaderos de los departamentos de Nariño y Cauca por cuenta de los bloqueos y los enfrentamientos de las comunidades indigenas con las autoridades.

Según Jeffry Alvarado, presidente de Asoleche, el sector lácteo de la región empieza a incurrir en pérdidas millonarias que van más allá de los $2 mil millones de pesos.

“Diariamente se movilizan cerca de 270.000 litros de leche, producida en Nariño, en particular en municipios como Guachucal y Cumbal, altamente dependientes de las actividades lecheras, hacia los centros de procesamiento ubicados en Caloto-Cauca, y algunos municipios del Valle del Cauca”, reiteró el presidente de Asoleche.

El presidente del gremio precisó que los bloqueos de la última semana han llevado a buscar vías alternas como el denominado corredor humanitario en el municipio de Suárez, con condiciones de movilidad insuficientes para transportar un volumen tan alto de leche cruda, y con conatos de bloqueo.

Tomado de Contexto ganadero

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Naciones Unidas denuncia confinamiento en Riosucio, Carmen del Darién y Juradó (Chocó)

Next Post

Camilo Tovar desapareció hace dos semanas en Caucasia, luego de encontrarse con una mujer

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: