En el municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, fueron capturados seis integrantes de las bandas los Chatas y Niquía en poder de material bélico, sustancias estupefacientes y dinero.

Una de las acciones operativas estuvo enfocada en resolver 10 casos de extorsión que venían ejecutando integrantes del grupo delincuencial organizado los Chatas, y de esta manera evitar el pago de $105.000.000 por parte de pequeños y medianos comerciantes, transporte público y comunidad en general de las comunas tres y cinco del municipio de Bello Antioquia.

El proceso de investigación contra los responsables de la comisión de estos delitos permitió recolectar el suficiente material probatorio para que les fueran libradas las órdenes de captura a cuatro de sus integrantes, las cuales se hicieron efectivas tras la ejecución de cinco diligencias de allanamiento y registro, a través de las cuales fueron dejados a buen recaudo de la autoridad judicial competente por los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión agravada, desplazamiento forzado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

En las diligencias de allanamiento y registro les fueron incautados una escopeta calibre 12 marca Sportsman Magnum con nueve cartuchos para la misma, una granada de aturdimiento y 3,2 kilos de marihuana.

Uno de los capturados presenta antecedentes por los delitos de abuso de confianza, hurto, tráfico y porte de armas de fuego y munición y porte y tráfico de estupefacientes de los años 2009, 2011, 2014 y 2018.

En otra acción operativa, se logró la captura por orden judicial de alias el Costeño, de 25 años de edad, coordinador del grupo delincuencial común organizado Niquía Camacol, y uno de los más buscados del municipio de Bello. En compañía de este sujeto fue capturado un hombre de 28 años de edad, a quienes se les incautó lo siguiente:

**Un arma de fuego tipo pistola de marca Walter P99.
**Tres proveedores.
**44 cartuchos 9mm.
**Cinco libras de marihuana tipo cripy prensada.
**259 cigarrillos de marihuana.
**$1.007.000 (un millón siete mil pesos) en efectivo, según las investigaciones producto de las diferentes actividades criminales en Bello.

Según las investigaciones, alias el Costeño, quien cuenta con 11 años de trayectoria criminal, actualmente estaba delinquiendo como coordinador de este grupo criminal, especialmente en los barrios Niquía Camacol y Altos de Niquía, y sería el dinamizador de homicidios en el conflicto contra del grupo delincuencial común organizado “Pachelly”. Así mismo estaba coordinando las rentas criminales como el desplazamiento forzado, cobro de extorsiones, venta de lotes de forma ilegal y venta de estupefacientes.

El grupo delincuencial común organizado Niquía Camacol estaría obteniendo en rentas ilegales un total de 320 millones de pesos mensuales, producto de la extorsión, tráfico y expendio de estupefacientes y delitos conexos.

Se ha podido establecer que el grupo delincuencial Niquia Camacol está alineado al grupo delincuencial organizado los Chatas, del cual reciben órdenes de alias Cristian o alias el Mono.